Archivos Mensuales: noviembre 2017

Santa Bárbara, patrona de Beturia

Estándar
Santa Bárbara, patrona de Beturia

Quedan solamente cuatro días para que se conmemore la efeméride de Santa Bárbara, otro elemento cultural más que forma parte de la idiosincrasia común de la región natural de Beturia y que sirve para cohesionar nuestra identidad, ya que no es un acontecimiento meramente religioso, sino que está intrínsecamente ligado al modo de vida minero y, por ende, a nuestra sociedad y a nuestro pueblo.

Esta festividad es extrapolable a todas las zonas mineras de Sierra Morena y también es compartida, claro está, por otras zonas mineras de España, sobre todo por Asturias y León.

Santa Bárbara es considerada la patrona de los mineros. Además se le considera también la patrona de los artilleros, de los canteros, de los fundidores de campanas, de los electricistas, de los pirotécnicos, de los feriantes y, en general, de todas las profesiones que conlleven el manejo de explosivos.

pintura-antigua-santa-barbara

Pintura antigua de Santa Bárbara con sus símbolos. Fuente: Mensajes Cristianos

Toda Sierra Morena se encuentra dibujada por templos consagrados a Santa Bárbara. Una de las iglesias más famosas dedicadas a esta santa es la de Peñarroya-Pueblonuevo, que data del año 1878  y fue construida gracias al capital de las familias adineradas malagueñas Loring, Heredia y Larios, que fueron los principales impulsores del sector de la minería y del ferrocarril. Otras de las que congregaron más fieles fueron la de Riotinto, inaugurada en 1917, la de Puertollano y la de Linares.

santa_barbara

Iglesia Parroquial de Santa Bárbara, en Pueblonuevo del Terrible. Fuente: Peñarroya-Pueblonuevo

En toda la Cordillera Mariánica se celebran fiestas en torno a la patrona de los mineros, tales como la Romería de Santa Bárbara en Tharsis, curiosamente celebrada el primer fin de semana de mayo, o la Procesión de Santa Bárbara en Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez o El Porvenir de la Industria, que tiene lugar el 4 de diciembre de cada año.

A pesar de no ser la patrona oficial de algunos de los pueblos, y aunque sus gentes ya no puedan subsistir del sector minero, se celebra igualmente con la misma intensidad. Se trata de un día de reivindicación del oficio, del modus vivendi, de la sociedad y de la cultura minera, tan particular y ecléctica. La fiesta se celebra en los días previos con cohetes y petardos e incluso con una traca en la puerta de la iglesia tras la misa en honor de la santa. En Peñarroya-Pueblonuevo y en El Porvenir, los mineros que la procesionan van vestidos incluso con sus monos de trabajo y con sus característicos cascos con lámpara.

2008120410004812271500_L

Mineros de Peñarroya-Pueblonuevo portando la imagen de Santa Bárbara un 4 de diciembre. Fuente: Guadiato Información

Pero además de las fiestas religiosas celebradas en honor a Santa Bárbara, también proliferaron durante la época boyante minera los bailes dedicados a esta santa; los más destacados fueron el Baile de los Peritos, en la Escuela Politécnica Superior de Belmez, y el baile de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya, en el Círculo Franco-Español. Incluso hay un estilo musical autóctono que lleva su nombre: el Cante de Santa Bárbara, en San Nicolás del Puerto.

También durante el Día de Santa Bárbara en muchas poblaciones mineras se celebran concursos de entibadores. En ellos, los mineros participan por parejas y deben fabricar el mejor túnel con pilares de madera, a la antigua usanza. Finalmente el jurado valora aspectos cualitativos como el aplome del cuadro, el nivelado, el corte de la madera y el tiempo efectuado.

pedro-diaz

Parejas de mineros participando en los populares concursos de entibadores durante el Día de Santa Bárbara. Fuente: La Nueva España

Por la importancia que tuvo la minería en toda Sierra Morena, desde la época ancestral de Tartessos hasta el presente siglo XXI, pasando por celtas, túrdulos, romanos y bereberes, y por ser Santa Bárbara su personificación vigente, trascendiendo los límites meramente religiosos, creemos que esta festividad podría ser la que mejor representa nuestras raíces mineras comunes que han impregnado toda nuestra cultura; por ello, podemos reconocer a Santa Bárbara como patrona de toda Beturia, ya que Sierra Morena es la unidad geográfica principal sobre la que se sustenta nuestra región.

CONOCIENDO AL PERSONAJE: SANTA BÁRBARA

Origen: Nicomedia, capital del Reino de Bitinia (más tarde provincia del Imperio Romano), en la península de Asia Menor o Anatolia, actual Turquía

Época: principios del siglo III

Martirio: su padre Dióscoro la encerró en una torre, la llevó a los tribunales y finalmente la decapitó por hacerse cristiana. Según la tradición, Dios castigó a su progenitor fulminándolo con un rayo

Símbolos: túnica o manto rojos, torre con tres ventanas, espada, cáliz, rayo, rama de olivo, bloques de piedra

Cualidades: enérgica, obstinada, luchadora, fuerte

Protección: contra injusticia, envidia, maldeojo, peligros, enemigos

Refrán: “Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena” (no reconocer a alguien que te ha ayudado en algo o no poner remedio a algo hasta que ya es demasiado tarde)

Curiosidades: se celebra también en algunos países árabes como Siria, Líbano, Jordania y Palestina de forma semejante a Halloween con el nombre de Aaid al Barbara o Eid il-Burbara


Fuentes:

http://www.minasdesierramorena.es

https://es.wikipedia.org/wiki/Bárbara_(mártir)

https://norfipc.com/mensajes-cristianos/santa-barbara-historia-imagenes-oraciones.php

http://turismoruralguadiato.com/santa-barbara-en-la-cuenca-minera-del-guadiato/

http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobaprovincia/mineros-festejan-patrona_766054.html

http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-conoce-origen-santa-barbara-patrona-mineros-20161204141457.html

http://mineriaypaisaje.com/alto-guadiato-paisaje/

http://eldiarionero.blogspot.com.es/2013/12/solo-te-acuerdas-de-santa-barbara.html?m=1

http://moonmentum.com/blog/pronostico/clima-astrologico/no-caigas-en-la-manipulacion…-crece/

Anuncios

Devolviendo la conciencia cultural a Balutia y Beturia: Manuel Alvar

Estándar
Devolviendo la conciencia cultural a Balutia y Beturia: Manuel Alvar

Si hace unos años intentábamos devolver la conciencia cultural a Balutia y Beturia a través del geógrafo Lucas Mallada, en este caso lo haremos con otro gran intelectual español como es Manuel Alvar. Quizás su nombre no os suene a algunos pero estamos hablando de uno de los más reconocidos dialectólogos europeos y del más importante en la Península Ibérica y en Hispanoamérica. Además de ser un precursor en el estudio profundo de las lenguas y dialectos hispánicos, fue miembro de la Real Academia Española ocupando el sillón T hasta su muerte en 2001, el mismo que actualmente ocupa Arturo Pérez-Reverte.

Entre la profusa obra con la que nos deleitó, destacaremos el Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía (ALEA), en colaboración con Gregorio Salvador y Antonio Llorente, ya que es el que concierne a Balutia y a Beturia. Se trata de una rigurosa obra de seis volúmenes en la que sus autores profundizan en la realidad lingüística y cultural de la actual Comunidad Autónoma de Andalucía, a través de 1900 mapas elaborados tras un exhaustivo trabajo y una minuciosa investigación con encuestas realizadas en 230 localidades. Publicado por la Universidad de Granada y el CSIC, fue una obra pionera en su ámbito ya que se convirtió en el atlas más extenso en materia de etnografía y utilizó metodologías nunca antes consideradas, como la de incluir por vez primera la fonología dentro de la cartografía lingüística.

Andalusia_municipalities_ALEA

Localidades encuestadas en el ALEA (Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía).             Fuente: Cahli, usuario de Wikipedia

Resumen de las conclusiones que leyó su autor en la primera Reunión Latinoamericana de Lingüística y Filología, Viña del Mar, enero de 1964.

El problema lingüístico de Andalucía es muy complejo: se trata de una región de reconquista que, en principio, debería ordenarse de norte a sur: influencia occidental, influencia castellana, influencia catalano-aragonesa a través de Murcia. Sin embargo, este esquema simplista se ha enmarañado. Desde que los soldados de Castilla pisan el Norte de Córdoba, hasta que Fernando el Católico recibe las llaves del Reino de Granada van más de trescientos años. De los moriscos sumisos de Sevilla a los levantiscos de la Alpujarra hay un enorme abismo social, político y espiritual. De las Marismas de la Andalucía atlántica a la Mancha de Jaén hay todo un curso de geografía física. Un mundo de fitogeografía va desde las nieves perpetuas de Sierra Nevada, hasta el cultivo tropical de Motril (caña de azúcar, chirimoyo, caqui) y en línea recta apenas si se recorren 40 km. Estos datos me parecen suficientemente elocuentes para que, desde la lingüística, emprendamos nuestra «teoría de Andalucía». Esa doble Andalucía de la que es tópico hablar (serrana o de la campiña, Alta o Baja, Oriental u Occidental, de Lorca o de Alberti), tiene escasa validez para la lingüística. Muy pocas veces se cumple tan rigurosa dicotomía. Ni la fonética (abertura de vocales, “Andalucía de la e”, aspiración, seseo, ceceo) ni el léxico, ni la etnografía, aceptan resultados tan simples. La vida es mucho más cambiante y mucho más veteada, lo que no quiere decir que no existan dos Andalucías, como existen dos toreos (de Ronda o de Sevilla), como existen dos vírgenes niñas (de Murillo y de Cano), o como existen las peteneras o los verdiales. Pero la imagen es muchísimo más compleja.

De esta manera, y tras una ardua investigación, Manuel Alvar, Gregorio Salvador y Antonio Llorente definieron ocho zonas lingüísticas (especialmente léxicas) y etnográficas principales:

  1. Provincia de Huelva y Aljarafe
  2. Sierra de Aracena, Andévalo y Sierra Norte
  3. Provincia de Sevilla
  4. Serranía de Ronda y Campo de Gibraltar
  5. Valle del Guadiato y Los Pedroches
  6. Centro de Andalucía
  7. Antiguo Reino de Granada (Málaga es un mundo aparte dentro de esta unidad)
  8. Oriente o Levante
00f002ec-82b2-11df-acc7-002185ce6064_1

La enorme complejidad de las distintas zonas léxicas y etnográficas de la actual comunidad autónoma. Fuente: Cervantes Virtual

Nos centraremos solamente en profundizar en la zona del Valle del Guadiato-Los Pedroches (heredera de Beturia Túrdula/Turdulia y de Fahs al-Ballut/Balutia) y en la zona de Sierra de Aracena-Andévalo-Sierra Norte (heredera de Beturia Céltica y de Firrish), que son las dos mitades de nuestra verdadera región natural llamada Beturia.

VALLE DEL GUADIATO Y LOS PEDROCHES (BETURIA TÚRDULA)

En el Norte de Córdoba encontramos otra región lingüísticamente bien definida. Y esta definición está de acuerdo con la geografía, pues si lingüísticamente no pertenece a Andalucía, también lo está desgajada -a pesar de la administración- por la naturaleza del terreno. La reconquista anduvo pareja con la geografía: Los Pedroches y Fuenteovejuna fueron reconquistas de Alfonso VII, que cedió la región a la Orden de Calatrava y Alfonso VIII confirmó la entrega en 1189. Y he aquí, cómo la dialectología actual nos viene a ilustrar algunos problemas. El hallazgo en esta zona de názura por ‘requesón’ quita viabilidad al étimon vasco que se había dado para esta voz; creo que hay que pensar en el árabe nasora; y he aquí como desde la dialectología actual podemos confirmar el testimonio de nuestro venerable Covarrubias. En el Tesoro de la lengua castellana se lee: «naçulas es lo mismo que requesón. Este término se usa en el reino de Toledo». Y en efecto, reino de Toledo, a través de los calatravos, eran Los Pedroches. Pero hay más: hay un topónimo en el oeste de Córdoba inmortalizado en una de las creaciones más grandes del teatro español. Suele escribirse Fuenteovejuna. La etimología popular ha hecho que el pueblo sea ‘Fuente de las ovejas’, o cosa por el estilo. El propio Lope de Vega se hizo cargo del significado. El momento culminante de la tragedia está en la escena tercera del último acto. Laurencia, atropellada por el Maestre, irrumpe en la sala capitular del concejo de Fuenteovejuna e increpa con desgarrados acentos a los ediles reunidos, mientras les arroja al rostro el baldón de su vituperio: “ovejas sois, bien lo dice de Fuenteovejuna el nombre”. Sin embargo, la etimología debe remontarse a apicula. La ciudad se identifica con la antigua Mellaria, según el testimonio de Plinio. «La otra parte de la Beturia, que hemos dicho pertenecía a los turduli y al Conventus Cordubensis, tiene oppida no sin fama: Arsa, Mellaria, Mirobriga Regina, etc.». Localidades todas entre Mérida y Córdoba, Madoz dice que allí siempre se ha producido miel en abundancia y una de las fuentes del pueblo se llama hoy Abejera. Como armas, la villa tiene una fuente de cuatro caños coronada por un enjambre de abejas. Será, pues, Fuenteobejuna y no Fuenteovejuna. Por rara coincidencia: en esta región la ‘oveja’ se llama borrega y la ‘abeja’ oveja, Y aún más, las colmenas de las abejas se llaman allí corcho (en tanto el corcho es la corcha). Muchos siglos atrás, un tratadista de agricultura, Columela, daba sabios consejos sobre cosas del campo. Y entonces se llenaba de emoción recordando su tierra natal y escribía: «Aquella región es feraz de corcho, y por ello hacemos unas utilísimas vasijas de corteza, porque ni se hielan en invierno, ni arden en el verano». Y así todavía hoy.

mapa1

Los diferentes tipos de “s” en la actual comunidad autónoma: la predorsal o sevillana, la coronal o cordobesa y la apical o castellana. Esta última predomina en el Norte y en el Este. Fuente: EHA

SIERRA DE ARACENA, ANDÉVALO Y SIERRA NORTE (BETURIA CÉLTICA)

Dentro de esta superficie, el norte de Huelva tiene fisonomía propia. El límite meridional de esta subzona está en las sierras de Andévalo, Aracena y San Cristóbal. En ella la influencia extremeño-leonesa es muy potente y la geografía condiciona la vida de estos pueblos: apenas pueden relacionarse con su capital y vierten sus comunicaciones hacia Sevilla. Esta imposición geográfica hizo que la historia tuviera allí, también, su propio carácter: Aracena fue conquistada por Alfonso III de Portugal, que acabó vendiendo sus conquistas a San Fernando. Incluso la repoblación debió ser distinta del reino de Sevilla, según acreditan la toponimia (cinco pueblos aún se llaman de León, alguno debe su nombre a la santa de Mérida, Santa Olalla) y ciertos rasgos dialectales. Me fijaré especialmente en uno solo: el latín sabucus aparece un par de veces como nombre de lugar en Jabugo, Jabuguillo, y hoy, en el habla viva, el «saúco» es denominado habugo, coincidiendo con una palatalización de la s- inicial que sólo se cumple en el centro-oriente de Asturias. No es aventurado suponer que sea una región repoblada por asturianos. Teniendo estos hechos en cuenta (geografía, repoblación), se comprende la personalidad independiente de la región y sus nexos con otras geográficamente más afines. Aquí he encontrado un vocabulario distinto al del resto de Andalucía: repión ‘perinola’, repiar ‘bailar el trompo’, mazaroca ‘mazorca’, panizo ‘carozo’, zurrapas ‘requesón’, soterraña ‘avispaterrera’.

mapa2

Las regiones que sesean, cecean y distinguen entre “s” y “c”/”z”. Podemos comprobar como la mayor parte de Beturia y Andalucía Oriental son regiones distinguidoras. Fuente: EHA


Fuentes:

https://honoris.unizar.es/hc/manuel-alvar-lopez

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/estructura-del-lxico-andaluz-0/html/00f002ec-82b2-11df-acc7-002185ce6064_2.html

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/acercamiento-al-lxico-andaluz-alea-0/html/00ebe98c-82b2-11df-acc7-002185ce6064_2.html#I_0_

http://grupo.us.es/ehandalucia/que_es_el_andaluz/03_la_pronunciacion_andaluza_ext.html

http://www.rae.es/academicos/manuel-alvar-lopez-0

http://mwenpakonnen.blogspot.com.es/2013/05/atlas-linguistico-y-etnografico-de.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Atlas_lingüístico_y_etnográfico_de_Andalucía

https://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Alvar#Biograf.C3.ADa