Archivo de la etiqueta: Ave

Las regiones de Beturia y Granada comienzan a despertar del letargo

Estándar
Las regiones de Beturia y Granada comienzan a despertar del letargo

Beturia y el Reino de Granada están cansadas ya de ser siempre las últimas, de encontrarse a la cola de este Frankestein apodado Andalucía, con epicentro en Sevilla, que va devorando todo lo que está en sus dominios y arrinconando cada vez más a la periferia.

En los últimos meses, la histórica región del Reino de Granada se ha puesto en pie de guerra contra la supremacía sevillana. Parece que por fin ha despertado después de un largo letargo desde la creación del ente autonómico que aglutinaba a los antiguos reinos de Sevilla, Granada, Córdoba, Jaén y Algeciras. El detonante no ha sido otro que el anuncio de la Junta de su intención de fusionar los hospitales de la capital granadina, con el famoso médico Jesús Candel, más conocido como “Spiriman”, a la cabeza de esta movilización que se propagó también por Málaga y Huelva. A este hecho le siguió la reivindicación del AVE para Andalucía Oriental, que lleva mucho tiempo incomunicada del resto de España por la red ferroviaria, encabezada por plataformas como Granada en Marcha o Marea Amarilla.

Actualidad_169994131_20974637_1706x1280

Jesús Candel, “Spiriman”, el revolucionario médico granadino

Pero como no tenían bastante los granadinos con el tema de los hospitales y trenes, ahora el Colegio de Abogados de Sevilla ha instado al Consejo Superior del Poder Judicial y al Ministerio de Justicia a traspasar competencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que se encuentra en la Real Chancillería de Granada, a la capital hispalense. Esta propuesta está respaldada por los Colegios de Abogados de Cádiz, Huelva y Córdoba. Además, el Colegio de Abogados de Málaga lo ve con buenos ojos, ya que también reclama la creación de una sección penal para su ciudad.

Por parte de Granada, esta proposición se ve como un desmantelamiento de la capitalidad judicial de Andalucía que ostenta la ciudad y un nuevo abuso del centralismo sevillano mientras que para Sevilla y Málaga significaría una descentralización judicial y un equilibrio de fuerzas en el territorio de la comunidad autónoma. Ya que apelan a la descentralización judicial, también podrían apelar a la descentralización administrativa y comenzar a otorgar más poder a las diferentes zonas, no gestionando por ejemplo la Alhambra o Sierra Nevada desde Sevilla.

1200px-Real_chancilleria_exterior_Granada_Spain

Real Chancillería de Granada, actual sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Por nuestra parte, Beturia también se empieza a movilizar, y en especial Beturia Túrdula o Balutia, ya que se están creando diversas plataformas para reivindicar los Fondos Miner que deben a la comarca minera del Alto Guadiato y también para reclamar mejoras en peligrosas vías de comunicación, tales como la N-432 (futura autovía A-81) y la N-430 (futura autovía A-43).

Sin embargo, todavía queda muchísimo por hacer, ya que los betures y los balutíes somos un pueblo que llevamos hibernando muchos siglos, a merced de lo que quieran disponer los señores feudales, los caballeros de las órdenes militares o ahora los políticos autonómicos o provinciales. Hemos olvidado nuestro carácter guerrero celta (algunos historiadores sitúan en Beturia el origen de Viriato), visigodo (Reino de Ardabasto) y bereber (Emirato de Creta y República de Salé) y nos conformamos con ver pasar el tren; bueno…¿qué tren? si teníamos dos líneas de ferrocarril (Córdoba-Belmez-Almorchón y Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano) que vertebraban Balutia y ya sólo permanecen en nuestro recuerdo, sin ni siquiera luchar por exigirlas. Al menos los granadinos se están organizando y manifestando por sus trenes, al igual que asturianos, leoneses y extremeños con el Movimiento por el Tren de la Plata. Incluso Los Pedroches, después de estar al pie del cañón durante 25 años consiguieron su estación de AVE. Pero el Guadiato sigue plácidamente durmiendo en su valle encantado que pronto se convertirá en fantasmagórico si sigue sin luchar por nada.

600px-Forcano1948Córdoba_Peñarroya_Almorchón

Antiguas líneas ferroviarias de Balutia: Córdoba-Belmez-Almorchón y Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano

Y lo peor de todo es que, pese a sufrir la marginación constante en la periferia, la mayoría de los betures y balutíes y los granadinos, levantiscos o suresteños siguen bailando al ritmo de sevillanas, taconeando en la Feria de Abril, olvidando su verdadera historia y cultura, sin defender su identidad propia, absorbidos por ese embrujo tan atrayente que ejerce la metrópoli del Valle del Guadalquivir.


Fuentes:

ABCdeSevilla

Blog Hoy Salgo en Moto

Wikipedia

El Español

Anuncios

Columna literaria: “En el doblao”

Estándar
Columna literaria: “En el doblao”

La confusión de conceptos impera en nuestros días. La desvirtuación terminológica gobierna la sociedad. Ya muchos no sabemos ni lo que decimos o, mejor dicho, ni lo que queremos decir. Uno de los términos que se confunden es el de cultura. La mayoría entiende cultura como sinónimo de industria cultural. Relegan la verdadera cultura, inmaterial, a mero folklore. La desprestigian con el apelativo de “popular” que contraponen a élite. Cuando en realidad la cultura elitista es artificiosa per se y la cultura popular es intrínseca a la naturaleza humana. La cultura de una comunidad  es todo aquello que la hace existir y la diferencia de otras. La lengua o dialecto, la música y el baile, la gastronomía, las fiestas, tradiciones y costumbres, la vestimenta y la arquitectura. En España, tenemos una manía imperiosa de obviar los rasgos culturales; de asimilar las regiones culturales con los entes político-administrativos. Estos entes artificiales serían las élites y las zonas culturales, el pueblo. Pero la aculturación desde las élites absorbe al pueblo, olvidando su cultura matriz. La uniformidad autonómica gana adeptos a los que no les interesa nada más que controlar al rebaño. Da igual que sean churras o merinas. Lo importante es que estén bien aleccionadas desde pequeñas. Ovejas que llevo viendo desde que tengo uso de razón. Y no puntualmente de excursión a una granja escuela con el colegio. Provengo de un valle muy verde y ondulado que visualmente podría confundirse con alguno del norte peninsular. Pero solamente nos conformamos con ser el “doblao” de Andalucía. Es una dehesa infinita donde las encinas, y no los olivos, son la arboleda reinante. También hay cerdos pero ésos los hay por todo el país. Por allí no pasa el AVE aunque solamos usar esa muletilla al acabar las frases. Nuestra habla cantarina y desganada es idéntica a la de Extremadura pero según la Junta, todos hablamos andaluz y no se hable más, nunca mejor dicho. Quizás lo que falle sea que no tenemos otra lengua distinta al castellano y por eso sea más difícil reivindicar nuestras raíces. En esa tierra de la que hablo, se baila la jota; perdón, se bailaba, porque ya la sevillana se ha hecho emperatriz del baile y todos tan contentos con la sevillanización. Yo crecí escuchando palabras tan sonantes como “changar”, “engrillotar”, “chinato”, “chispenear” o “pitera”. Palabras que están en el acervo cultural de mi tierra y que no puedo utilizar bajando Sierra Morena porque simplemente no las entienden o se burlan. En mi tierra, no se sesea ni se cecea y se usa la “s” castellana, que no cordobesa ni sevillana. Pero no puedo expresar mi orgullo cultural plenamente y sin complejos porque en el DNI pone que nací en la provincia de Córdoba y en la comunidad autónoma de Andalucía. El capricho racionalista de un afrancesado llamado Javier de Burgos me lo impide. El Estado de las Autonomías construido sobre la artificialidad lo ampara. El sistema educativo perpetúa la supuesta cultura uniforme autonómica que nos ha tocado. La televisión pública ayuda a que nos sintamos andaluces sin darnos cuenta de nuestra particular idiosincrasia. Y sin espíritu crítico, por supuesto que pronto seremos los más andaluces de la región. Sustituiremos el “chacho” por el “illo”, el “ave” por el “ea”, dejaremos de comer “repápalos” y de decir chiquinino al minino.

10314029_10208971867433414_8938054250411378277_n

Paisaje del Valle del Guadiato, concretamente Belmez

 

FUENTE TEXTO E IMAGEN: FRAN GALLARDO