Archivo de la etiqueta: Hispanorromanos

Las 9 maravillas de Balutia: yacimientos arqueológicos

Estándar

Inauguramos este bloque temático titulado “Las maravillas de Balutia”, en este caso, con los yacimientos arqueológicos más importantes de nuestra zona, algunos magníficamente conservados pero desgraciadamente muy poco conocidos, una consecuencia más de la marginación que sufre nuestra tierra desde hace décadas. A continuación, os presentamos las 9 maravillas de la Antigüedad que posee nuestro rico patrimonio histórico.

CANCHO ROANO (Zalamea de la Serena, LA SERENA)

Se trata de un santuario o templo que data del siglo VI a.C., aunque fue ampliado y modificado en siglos posteriores. Se cree que perteneció a la civilización de Tartessos aunque hay fases de la excavación que pertenecen a épocas en las que supuestamente esta civilización ya habría desaparecido, por lo que para algunos, más que un yacimiento tartesio, es un yacimiento túrdulo, pueblo que heredó esa cultura en la Beturia. Aún así, está considerado como el yacimiento tartésico mejor conservado de toda la Península Ibérica. Cuenta con las figuras de Bien de Interés Cultural (B.I.C.) y de Patrimonio Nacional.

CANCHO ROANO

REGINA TURDULORUM (Casas de Reina, CAMPIÑA SUR o COMARCA DE LLERENA)

Se trata de los restos de una antigua ciudad romana de la que actualmente quedan el teatro y el foro. El teatro fue construido en el siglo I d.C., tenía capacidad para acoger hasta 1.000 personas, estuvo en funcionamiento hasta el siglo IV d.C. y se cree que fue uno de los más importantes de toda la Península Ibérica. Por su parte, el foro conserva los cimientos de algunas casas, edificios públicos, pórticos, restos de vías romanas y un templo porticado con una sala de culto al emperador. También ha quedado al descubierto la gran red de cloacas de la ciudad. Como su propio nombre indica, la ciudad estuvo poblada por los colonos romanos y por los indígenas túrdulos de la Beturia durante la etapa de la romanización de Hispania.

REGINA TURDULORUM

SISAPO (La Bienvenida, Almodóvar del Campo, VALLE DE ALCUDIA)

Se cree que esta ciudad fue fundada a finales del siglo VIII a.C. o principios del VII a.C. por los tartesios, cuyos herederos en la Beturia serían los túrdulos. Más tarde, entre los siglos I-II a.C. los romanos ocuparon la zona atraídos por la gran riqueza mineral cuya explotación fue muy importante en todo el mundo conocido hasta entonces. Los restos más importantes que podemos ver son la casa de las columnas rojas, el anfiteatro del Hoyo Santo y la muralla así como una necrópolis visigoda, ya que el Reino de Ardabasto tuvo lugar en Balutia. Hay una hipótesis que formula que existieron dos ciudades con el nombre de Sisapo: Sisapo Vetus, que sería La Bienvenida, y Sisapo Nova, que sería Almadén.

SISAPO

FORNACIS (Ribera del Fresno, TIERRA DE BARROS)

Fornacis, u Hornachuelos, fue uno de los oppida que surgieron en la Beturia tras la romanización. Los oppida no eran otra cosa que ciudades fortificadas por los romanos en las que convivían estos colonos con la población indígena túrdula o céltica. Data de los siglos I-II d.C. Se conservan algunas construcciones de la necrópolis, algunas calles con los cimientos de algunas viviendas, donde se pueden ver incluso la cocina, restos de la muralla y del foso defensivo y un enorme aljibe. Fue construida para dominar el Valle del Matachel (frontera natural de la Beturia Túrdula) y por su riqueza mineral. Aunque la comarca de Tierra de Barros en su conjunto no estuvo dentro de los límites de Beturia, Ribera del Fresno y Hornachos sí.

FORNACIS

HIJOVEJO (Quintana de la Serena, LA SERENA)

Este yacimiento alberga uno de los recintos fortificados más grandes y mejor conservados de toda la Península. Es una torre que data de los siglos I-II a.C., construida en plena romanización. Está formada por una planta irregular con dos habitaciones y un patio. Claramente tuvo unas funciones militares. En el exterior, podemos encontrar una construcción de gran tamaño en forma de rampa, de la que se desconoce todavía su función. Con el tiempo, a la estructura original de la torre, se le adosó una explotación agrícola romana.

HIJOVEJO

MAJADAIGLESIA/SOLIA (El Guijo, LOS PEDROCHES)

En este yacimiento destacan los restos pertenecientes a una infraestructura hidráulica de época romana con cisternas, conducciones subterráneas y pozos principalmente. También se han encontrado cerámicas celtíberas, prueba de la influencia celta a lo largo de toda la Beturia. Las líneas de investigación actuales identifican el yacimiento de Majadaiglesia con la antigua ciudad romana de Solia, que por extensión daba nombre a toda la zona (Soliense). En este lugar había una iglesia paleocristiana, por lo que se cree que fue un asentamiento visigodo importante por su carácter religioso (Reino de Ardabasto). Durante la época musulmana, fue menos relevante, al igual que pasó en Sisapo.

MAJADAIGLESIA

LACIMURGA (Navalvillar de Pela y Puebla de Alcocer, LA SIBERIA)

Es una antigua ciudad romana que data de los siglos I-II a.C. aunque fue construida sobre un oppidum o castro prerromano, del que se rescataron joyas orientalizantes de los siglos V-VI a.C. Entre sus vestigios, podemos encontrar un monumental edificio público, ruinas de viviendas y edificios de almacenaje, un edificio de termas públicas, un gran depósito de agua y muros de mampostería que podrían indicar el sistema defensivo de los antiguos pobladores betures. Hay muchos autores que no se ponen de acuerdo y mientras unos creen que pertenecía a la Beturia, otros creen que formaba parte de Lusitania pero lo que sí está claro es que estaba situada en un lugar estratégico del Guadiana, ya que hacía de línea divisoria entre dos regiones y controlaba las comunicaciones entre ellas.

LACIMURGA

MIROBRIGA TURDULORUM (Capilla, LA SERENA)

Es un asentamiento romano que data de los siglos I-II a.C., probablemente de la época del fin de las guerras contra lusitanos, celtiberos y cántabros, en la que los romanos comenzaron a construir ciudades y reorganizar el territorio para demostrar su poderío en la Península Ibérica. Posee una posición estratégica, ya que se encuentra en el paso natural que lleva hasta la zona minera de Sisapo Nova (Almadén) que conectaba Mérida con Zaragoza. Anteriormente, como su nombre indica, estuvo poblada por túrdulos. Se conservan parte de los muros de algunas viviendas además de descubrirse lápidas y pedestales con inscripciones y figuras mitológicas o realistas. La mayor parte del material encontrado se ha perdido, ya que fue empleado en la construcción del convento templario de la Encarnación, hoy sumergido bajo el embalse. Desgraciadamente, este yacimiento carece de protección y se encuentra en un gran estado de abandono.

MIROBRIGA TURDULORUM

KABBAL (Capilla, LA SERENA)

Se trata de la ciudad musulmana perteneciente a la cora de Fahs al-Ballut que quedaría deshabitada y sepultada tras la conquista cristiana de Fernando III. Es el yacimiento de toda la lista que más recientemente se ha descubierto y hasta el momento, se han desenterrado una calle y dos antiguas viviendas, una de ellas con escaleras, con sendos hogares donde cocinaban y se calentaban. Por otra parte, en el castillo de origen árabe se han encontrado suelos bajomedievales y un sótano. También se han encontrado restos cerámicos y utensilios domésticos. Todavía queda mucho por excavar y estudiar.

KABBAL

Anuncios

Balutíes por el mundo (I): Fez, Alejandría y el Emirato de Creta

Estándar

En esta ocasión, y después de haberme documentado minuciosamente, os vuelvo a traer un capítulo enormemente desconocido de la historia de Balutia y, por qué no decirlo, también de la historia de España.

Seguro que muy pocos sabrán que los balutíes llegaron a conquistar la isla de Creta, arrebatándosela al poderoso Imperio Bizantino y habiendo hecho escala anteriormente en las importantísimas ciudades de Fez, en el Magreb, y de Alejandría, en Egipto. Pues bien, vamos a ir desgranando poco a poco los pasos que fueron dando estos conquistadores exiliados de al-Andalus hasta llegar a las costas cretenses y hacerse con el poder político y militar de la isla griega.

Sack_of_Thessalonica_by_Arabs,_904Corría el año 818, en el que se desarrollaba la Segunda Revuelta de Saqunda, arrabal situado en el lado opuesto a la Mezquita de Córdoba, tras pasar el puente sobre el río Guadalquivir. Anteriormente, en el año 805, había tenido lugar la Primera Revuelta de Saqunda, precedida de otras revueltas similares en Toledo o Mérida. Se barajan varias causas posibles como detonante de estas revueltas, tales como una gran sequía y la consiguiente necesidad de la población; la tiranía del por aquel entonces emir omeya al-Hakam I, tercer emir independiente de Córdoba, que según el cronista Ibn Hazm habría sido el más sanguinario y déspota de todos los emires de la dinastía Omeya, procedente de Siria, o la presión fiscal ejercida sobre los muladíes (hispanorromanos e hispanovisigodos que se convertían al islam para disfrutar de los mismos derechos que los musulmanes) que poblaban el arrabal de Saqunda. Lo que sí está claro es que la población de al- Andalus todavía no estaba totalmente islamizada y se caracterizaba por su heterogeneidad, lo que unido al abuso del poder del emir y a la discriminación hacia la población hispanorromana o hispanovisigoda, posiblemente se convertirían en las causas de las revueltas.

La ciudad de Córdoba, que se había convertido en la capital del emirato independiente de al-Andalus, crecía a ritmo vertiginoso y eso atraía a las gentes que poblaban las zonas rurales y las poblaciones más pequeñas, en busca de riqueza y de una vida más próspera. En este contexto, muchos inmigrantes de Fahs al-Ballut, y de otras zonas de al-Andalus, llegaron a la capital del emirato y se instalaron en el arrabal de Saqunda, que se acabaría caracterizando por su población de mayoría cristiana y su rebeldía hacia el poder musulmán.

Fahs al-Ballut 4Pues bien, la Segunda Revuelta de Saqunda acabaría con el arrabal arrasado por la guardia real, con la crucifixión de 300 notables según la crónica de la época y con la expulsión de hasta 20.000 saqundinos de al-Andalus que, desterrados, marcharon hacia el puerto de Pechina o Cartagena y se embarcarían en un largo viaje que culminaría finalmente con la conquista de Creta pero vayamos paso a paso.

Algunos de los saqundinos exiliados, acudieron a la llamada de Idris II, cuyo padre había huido de una matanza en Bagdad, al igual que Abderramán I en Damasco, y se instalaron en el Magreb, concretamente en la ciudad de Fez, donde crearon el arrabal de Madinat al-Andalusiyyin (Fez el-Bali), que se convertiría en uno de los barrios más populosos y ricos de la ciudad y que aún en la actualidad es conocido como El Andalous, “El Barrio de los Andalusíes”, y conserva la mezquita original.

barrios-zonas-fez viajes-almusafir2

Pero la mayoría de muladíes exiliados, liderados por Abu Hafs Umar al-Balluti (o Umar Ben Shuayb al-Bitrawshi), oriundo de Bitrawsh, capital de Fahs al-Ballut y actual Pedroche, siguieron la ruta hasta desembarcar en la ciudad egipcia de Alejandría y, aprovechando una época política convulsa, se hicieron en poco tiempo con el poder político y militar. Según el historiador egipcio al-Nuwairi, el califa abasí Al-Mamun ibn al-Rashid presionó a Abd Allah ibn Tahir al-Khurasani, gobernador de Egipto, para que volviera a conquistar la ciudad. Finalmente lo consiguió y expulsó nuevamente a este grupo, prohibiéndoles previamente que se volvieran a instalar en otro puerto bajo control del Califato Abasí.

Turismo-Egipto1Los saqundinos arribaron finalmente en Creta, despojando al Imperio Bizantino de este territorio. Allí destruyeron Gortina, la capital romana y bizantina de la isla y fundaron Rabdh al-Khandaq (traducido como “La Fortaleza del Foso” o “El Arrabal del Foso” evocando así el arrabal de Saqunda, del que habían sido expulsados), actual Heraklion, que sigue siendo capital de Creta. Allí se dedicaron a la piratería y a la trata de esclavos pero también a la agricultura introduciendo alimentos como la caña de azúcar, el algodón o la morera e intensificando la producción de aceite, del que eran conocedores por proceder de otra tierra en la que abundaba el olivo. El Balluti fundó un emirato independiente tanto de al-Andalus como del Califato Abasí, que fue temido por el Imperio Bizantino, ya que se dedicaron a saquear numerosos puertos e islas del Egeo. Incluso el emperador bizantino Teófilo tuvo que pedirle explicaciones al emir omeya Abderramán II porque creía que la conquista de Creta por los saqundinos era una forma subrepticia de conquistar territorios ajenos en nombre de al-Andalus. No sería hasta el año 961 cuando el general Nicéforo Focas consiguió recuperar el dominio bizantino sobre Creta, derrotando a Abd el Aziz ben Shuayb, último emir cretense de la dinastía de al-Balluti, que, según algunas crónicas, fue apresado y deportado con su familia a Constantinopla, la capital del Imperio Bizantino, mientras que los demás andalusíes según algunas fuentes, fueron vendidos como esclavos y según otras, siguieron viviendo en Creta pero a partir de ese momento, bajo poder bizantino.

4336481990_0a3bd5ea4e 4339683441_96973ce82e_o

Fuentes:

La gran aventura del Reino de Asturias: Así comenzó la Reconquista – José Javier Esparza

17 Pueblos – Actualidad e información de Los Pedroches: http://www.17pueblos.es/

Historify: http://www.historify.net/

Museo Imaginado de Córdoba: http://museoimaginadodecordoba.es/

Blog Historia desde la Jara: http://sibulquez.blogspot.com.es/

Blog Supersticiones: http://manuelharazem.blogspot.com.es/

Blog Instituto Almenara: http://institutoalmenara.blogspot.com.es/