Archivo de la etiqueta: País Vasco

Beturia: ¿Nación Celta olvidada?

Estándar
Beturia: ¿Nación Celta olvidada?

Mucho se ha hablado sobre los celtas o el mundo celta y, aunque éste sea un tema algo controvertido entre los arqueólogos e historiadores, nos apetecía por fin publicar alguna entrada sobre este tema, siempre por supuesto enlazándolo con nuestro ámbito territorial, en este caso con toda la Beturia.

A menudo, se consideran Naciones Celtas a los 6 territorios donde todavía perviven a duras penas las lenguas celtas: Escocia, Irlanda, Gales, Cornualles, Bretaña y la Isla de Man. Aunque a veces, y sobre todo en los últimos tiempos, se viene añadiendo Galicia también a esta selecta “familia”. Sin embargo, otras veces también se incluye Asturias o incluso bajo el término de Breogania, se incluyen tanto Galicia y Asturias como León y el Norte de Portugal, que eran los territorios que formaron parte de Gallaecia, una de las provincias romanas de Hispania.

7101542375_557556a35b_o

Pero, ¿dónde quedan los territorios celtas o célticos más al sur de la Península Ibérica? ¿O es que acaso Lusitania, Vetonia y Beturia no pertenecieron a este mundo céltico? ¿No quedan vestigios de esta cultura ancestral en estos territorios del Suroeste al igual que en el Noroeste?

La respuesta es sí. Todavía quedan muchos restos de la cultura celta o céltica en Lusitania, Vetonia o Beturia, igual que en Gallaecia. Pero nos centraremos, como es lógico, en algunos de los restos que han permanecido en nuestra región de Beturia.


Castros

Son recintos fortificados que se construían habitualmente sobre un lugar elevado, ya fuera un cerro o una meseta. Se pueden encontrar por diferentes lugares de Europa. Aunque en España normalmente se suelen asociar a Galicia, también podemos encontrar castros en otras regiones del Oeste peninsular. La raíz “iltir” o “iltur” de la lengua íbera y la raíz “briga” de la lengua celta se refieren a estos lugares. Por eso, muchos nombres de ciudades prerromanas o romanas tenían estas terminaciones. Los romanos los denominaron oppidum (pl. oppida). Por ejemplo, Fornacis (Ribera del Fresno) es un buen ejemplo de oppidum.

Toponimia

En Beturia existieron ciudades como Mirobriga (actual Capilla), Nertobriga (Fregenal de la Sierra) o Turobriga (Aroche), que mantenían la terminación celta para designar los castros. También existió otra ciudad cuyo nombre designaba claramente su origen céltico: Celti (Peñaflor). Además, el nombre de la comarca del Andévalo procede de Endovélico, versión ibérica del dios celta Belenus y el más importante de los dioses para los lusitanos, vetones y demás pueblos célticos.

ruins-1197878_960_720

Torques

Se trata de los collares celtas más famosos, utilizados por diferentes pueblos celtas como los bretones, galos o los celtas ibéricos. Son collares de metales como el oro, el bronce, el cobre o la plata con forma de herradura circular. Habitualmente se representaba a los dioses celtas con torques. La palabra viene del irlandés antiguo “torc” y del galo “torcos”, que significa jabalí, animal sagrado de la mitología celta, que simbolizaba el valor y la fuerza de dioses y héroes. En el Valle del Guadiato y Los Pedroches se encontraron dos importantes hallazgos que contenían torques: el Tesoro de Belmez y el Tesoro de los Almadenes.

Museo Arqueologico de Córdoba

Danzas de las espadas o paloteos

En las comarcas del Andévalo y de la Sierra de Aracena podemos encontrar numerosas danzas rituales de espadas y otras similares con palillos, palos, lanzas, arcos o garrotes. Pero también encontramos una danza similar en Obejo, en el Valle del Guadito, llamada también “Baile de Bachimachía”. Esto demuestra que estas danzas guerreras no sólo perviven en el Norte (Galicia, León, Cantabria, Aragón, Navarra o País Vasco). Son muy famosas las danzas de Tierra de Miranda, la región de lengua y cultura leonesa de Portugal. Fuera de la Península Ibérica, también podemos encontrar estas danzas rituales en Escocia por ejemplo.

37244289636_b47a9989dd_o

Gaita y tamboril

La gaita es el instrumento celta por antonomasia. Aunque en la Península Ibérica la gaita más famosa es la de Galicia, también podemos encontrarla en Portugal, Asturias, Cantabria, León, Extremadura e incluso en las comarcas del Andévalo y la Sierra de Aracena, que utilizan este instrumento en las danzas rituales pero también la han integrado incluso en la famosa Romería de El Rocío. Aunque en Aragón, Cataluña, Mallorca y Valle de Arán también existen gaitas autóctonas de otro tipo. El tamboril por su parte, podemos encontrarlo desde Asturias hasta Huelva ininterrumpidamente pero también en el Alentejo portugués. Ya lo describían en las famosas Cantigas de Santa María, escritas en galaico-portugués.

Tamborileros_plasencia

Trajes típicos

El traje masculino del Andévalo, al igual que el de Jerez de los Caballeros o Fregenal de la Sierra por ejemplo, presenta el calzón corto y negro, como castellanos y aragoneses, que acompañaba al “sagum” negro celta. Los campanilleros llevan las arandelas de los tobillos que acompañaban a las “viriae” de los morcillos del brazo. Esgrimían espadas de antenas atrofiadas, el famoso Gladius Hispaniensis, y utilizaban yelmos similares a los de Quintana Redonda y a otros de Celtiberia; cónicos, con ápex, cubrenucas y orificios de sujeción para el barboquejo. El traje masculino alentejano es más moderno pero los cantos corales masculinos del Alentejo pueden ser una reminiscencia de los tiempos de los guerreros celtas.

Fiestas

En numerosos sitios de Beturia se suelen celebrar mucho 3 fechas señaladas del antiguo calendario celta: 1 de Febrero, 1 de Mayo y 1 de Noviembre. Para los celtas, el 1 de Febrero era Inbolc; el 1 de Mayo, Beltane; y el 1 de Noviembre, Samain. Actualmente Imbolc ha derivado en La Candelaria, Beltane en las Cruces de Mayo o en Los Mayos y Samain en el Día de Todos los Santos, que en los territorios de raigambre celta pervive también como Samain o Magosto.


Todos estos elementos configuran un mismo sustrato cultural, e incluso genético, heredero de la estirpe celta o céltica en la Península Ibérica, a la que perteneció Viriato, símbolo de la resistencia contra Roma. Pero nuestra entrada sólo es una pequeña síntesis de lo mucho que hay ya estudiado y de lo mucho que hay todavía por descubrir. El tema es tan amplio, complejo y polémico que sólo hemos querido dar unas pinceladas como introducción a vuestra propia investigación personal si os interesa. La Península Ibérica es un territorio muy interesante en cuanto a historia y cultura aunque lamentablemente pensamos que está mal visto poner énfasis en sus ricas diferencias por temor a su utilización con fines políticos.

Sólo queríamos reivindicar que Beturia es una región apasionante, desgraciadamente diluida hoy día por los límites administrativos y todavía muy desconocida. También queríamos reivindicar el celtismo de Beturia, al igual que existe en Galicia, Asturias, Cantabria, León, Extremadura o Portugal. El Noroeste y el Suroeste no están tan lejos, ya que la Vía de la Plata conectó estas antiguas tierras celtas o célticas. Por eso, desde la Cordillera Cantábrica hasta Sierra Morena mantenemos lazos culturales todavía, aunque la mayoría lo ignore. Incluso también con las Naciones Celtas allende los mares, por todo el Arco Atlántico, desde Tartessos y Beturia hasta Escocia, pasando por Galicia.

Nos encantaría que aportarais vuestra opinión y/o información en los comentarios. Muchas gracias por seguirnos. Esperamos que os haya gustado esta nueva entrada.

485px-Atlantic-Europe


Fuentes:

Museo Arqueológico Nacional

Lusitania: historia y etnología

Dólmenes y menhires

Huelva Buenas Noticias

La Voz de Galicia

Lusitania’s Grill

Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana

Archivo Municipal de Belmez

Turismo y Cultura Peñaflor

Arquehistoria

Wikipedia

Fotos:

Shirokazan

Herribizia

Antonia Regojo

Wikipedia

El “condado” de Belmez

Estándar
El “condado” de Belmez

Seguro que la mayoría habréis escuchado hablar alguna vez del Condado de Treviño o del Rincón de Ademuz aunque a lo mejor no sepáis ubicarlos exactamente en el mapa. Pues bien, se trata de los dos enclaves más significativos que aún perduran en la actualidad en nuestro país. No son los únicos pero quizás sean los más populares por su mayor dimensión aunque también merece especial mención el enclave de Llívia, por estar completamente rodeado no de otra provincia o región, sino de otro Estado. Por último, destacaremos el Rincón de Anchuras, que comparte la cualidad de extremeñidad con Balutia.

mapa-espana-enclaves-abc-2--644x362

Los enclaves que perviven actualmente en España. Fuente: ABC

El Condado de Treviño es un enclave burgalés dentro de la provincia vasca de Álava. Este pequeño territorio ha dejado patente en muchas ocasiones el sentir de su pueblo de integrarse políticamente en el País Vasco, ya que su capital, Vitoria-Gasteiz, les pilla mucho más cerca que Burgos, provincia a la que pertenecen, y se vuelve algo indispensable para realizar trámites y evitar negligencias como la de una niña que murió hace 2 años por un brote de varicela esperando la ambulancia desde Miranda de Ebro.

El Rincón de Ademuz pertenece a Valencia aunque se encuentra rodeado por las provincias de Cuenca y Teruel. En el pasado, era un territorio aragonés que Jaime I el Conquistador anexionó al Reino de Valencia.

El Rincón de Anchuras pertenece a la provincia de Ciudad Real aunque está rodeado por las de Toledo y Badajoz y realmente forma parte de la comarca de La Jara, dentro de las Tierras de Talavera, cuya cabecera comarcal sigue siendo su centro económico y sanitario.

Por último, Llívia forma parte de la comarca natural de la Alta Cerdaña, que fue cedida a Francia excepto este municipio que sigue formando parte de Cataluña.

Pero quizás todavía algunos de vosotros, os preguntaréis qué son exactamente los enclaves. Para dejar claro el concepto “enclave” antes de continuar hacia lo particular, lo definiremos como un territorio, por lo general pequeño, que se encuentra rodeado de otro mayor cuya administración es distinta. Tiene su origen en motivos históricos como conquistas territoriales o donaciones reales que originaban un cambio de fronteras.

Durante la Edad Media, tras la conquista cristiana de la Península Ibérica y su posterior señorialización, este fenómeno era mucho más común de lo que podríamos llegar a pensar, existiendo un ingente número de enclaves a lo largo y ancho de todo el territorio. Sin embargo, en 1833, con la instauración de las provincias, la mayoría fueron suprimidos e integrados en las nuevas provincias que se crearon para una mayor eficacia en la gestión administrativa.

800px-Andalucia_1833_reinos-provincias

Transformación de los Reinos de Sevilla, Córdoba, Jaén y Granada en las 8 provincias. Los límites de Beturia cambian constantemente durante todas las épocas de la historia

Uno de estos casos, sería el de la villa de Belmez y de sus, por aquel entonces, aldeas de Peñarroya y Pueblonuevo del Terrible. El Alto Guadiato en su totalidad había estado bajo la tutela de la Orden de Calatrava que ejercía su poder desde el Reino de Toledo y tenía su sede comarcal en Fuente Obejuna. Sin embargo, cuando Fuente Obejuna pasó a depender otra vez de la jurisdicción del Concejo de Córdoba, la Encomienda de Belmez quedó vacante y fue asignada a la Encomienda o Partido de Martos, por lo que pasaría a convertirse en un enclave dentro del Reino de Córdoba, pero perteneciente al Reino de Jaén y limitando con el Condado de Belalcázar, que todavía era parte de Extremadura.

800px-Señoríos_del_Reino_de_Jaén.svg

Belmez (y Peñarroya-Pueblonuevo) formaron parte del Reino de Jaén hasta 1833 a través de la Encomienda de Martos

BELMEZ MARTOS 1

Reseña histórica de Mariano Sáez Gámez sobre la villa de Belmez y su pertenencia al Partido de Martos en su obra “Hidalguías de Jaén”

En 1833, Belmez, Peñarroya y Pueblonuevo del Terrible pasaron del Reino de Jaén a la recién creada provincia de Córdoba así como el Condado de Belalcázar (Belalcázar, Hinojosa del Duque, Villanueva del Duque y Fuente La Lancha) pasaría del Partido de Trujillo (Extremadura) a la provincia de Córdoba también.

Cordoba_1833_reinos-provincias

Transformación del Reino de Córdoba en la provincia de Córdoba en 1833 con las pertinentes modificaciones

Belmez nunca fue un condado, sino una villa y encomienda calatrava; únicamente he querido crear un símil respecto al Condado de Treviño en el título pero, ¿se imaginan por un instante que hubieran decidido mantener también el enclave de Belmez y que hubiera llegado hasta nuestros días?