Archivo de la etiqueta: Tierras de Talavera

Halloween: ¿Importación o Exportación?

Estándar
Halloween: ¿Importación o Exportación?

Tras muchos meses, más de los que nos gustaría, por falta de tiempo, volvemos con la nueva temporada de nuestro blog “Región de Balutia” y qué mejor que hacerlo con este tema en este puente de Todos los Santos y con la relación de esta tradición en nuestra región.

Vivimos en un Estado muy dado a presumir de que sabemos de todo sin saber en realidad. Nuestro ego suele cargarse de orgullo presumiendo de llevar razón cuando nadamos en la ignorancia llena de presuposiciones, prejuicios o creencias. Pues el tema de Halloween no iba a ser una excepción, ya que la mayoría de la gente cree que es un invento comercial más de Estados Unidos exportado al resto del mundo, incluyendo España. Pero entremos en materia para indagar un poco sobre el origen de esta fiesta.

La palabra Halloween procede de la contracción de All Hallows’ Eve, que no significa otra cosa que “Víspera de Todos los Santos” en inglés. El origen de la palabra es ése pero el origen de esta festividad hay que buscarlo en los celtas de Europa y su fiesta del Samhain; significa “fin del verano” y constituía el Año Nuevo Celta, que coincidía con el comienzo de la estación oscura, que duraba medio año, mientras que la otra mitad del año era la estación clara. Fue la festividad más importante de la Europa pagana antes de la cristianización y se celebraba el final de las cosechas, el final del año y la apertura al Más Allá. Esta fiesta fue poco a poco asimilada por los romanos y transformada por el cristianismo en el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos. Sin embargo, los irlandeses consiguieron conservar el Samhain celta y fueron los que lo exportaron a Estados Unidos, Canadá y a todo el mundo anglosajón debido a sus migraciones forzosas.

night-sweet-spooky-dark-food-produce-1324569-pxhere.com.jpg

Pero no olvidemos que los celtas constituyeron el grueso de la población peninsular, junto a los íberos, y otros pueblos menores, antes de la invasión de los romanos. De hecho, gracias a los innovadores estudios sobre genética humana y genealogía genética se evidencia la relación étnica entre todo el Arco Atlántico, desde la Península Ibérica hasta las Islas Británicas. Además, también hay estudios que sitúan el origen de los celtas de la Europa Atlántica en el Suroeste Ibérico (Tartessos o Beturia).  El haplogrupo R1b en el cromosoma Y delata a los celtas en la actualidad y no es casualidad que se encuentre en mayor proporción entre los gaélicos (irlandeses, escoceses, maneses, galeses, cornualleses y bretones) y entre los ibéricos, sobre todo en los vascos seguidos de los catalanes, castellanos viejos, granadinos (Reino de Granada), andaluces (Baja Andalucía), gallegos y portugueses. Este ancestral gen se cree que guarda relación con los primeros pobladores de Europa; la Cultura Auriñaciense, el Hombre de Cromañón y la Cultura del Vaso Campaniforme. Incluso importantes hallazgos y estudios afirman que podría haber sido el origen del indoeuropeo.

Haplogroup_R1b_(Y-DNA)

Por todo ello, en España también pervivió la antiquísima tradición pagana del Samhain, a pesar de ser uno de los Estados que vivió una mayor evangelización. Galicia es la región donde han podido conservar mejor esta tradición a través de calabazas y melones tallados en forma de calaveras con velas en su interior, sustos, disfraces y recogida de chucherías. Pero también han conservado otra fiesta celta llamada Magosto donde se asan principalmente castañas y bellotas al fuego; fuego que en su origen servía para calentar a los difuntos que volvían al hogar durante estas fechas. Estas tradiciones no solamente perviven en Galicia, sino también en Asturias, Cantabria, Región de León, Extremadura, Tierras de Talavera, País Vasco y Navarra, Cataluña, Aragón, CanariasPortugal y Occitania. Suele cambiar de denominación pero es la misma fiesta con el mismo origen celta en común aunque con particularidades según cada zona.

A FONDO

Galicia: Magosto

Asturias: Amagüestu, Magüestu, Magostu o Amagostu

Cantabria: Magosta

Región de León (León, Zamora y Salamanca): Magosto, Calbote o Moragá

Extremadura: Chaquetía, Chaquetilla, Chiquitía, Calvochá, Carbochá, Calbote, Calbotes, Carbote, Magosto, Magusto, Moragá, Tosantos o Día de las Castañas

Tierras de Talavera (partes de Toledo y Ávila): Calbote, Calbotada, Calbotá o Moragá

País Vasco y Navarra: Gaztainerre o Gaztañarre

Cataluña: Castanyada

Aragón: Castañada

Canarias: Los Finaos

Portugal: Magusto

Occitania: Castanhada

Pero en Balutia y en toda Beturia también se celebraba el Samhain y el Magosto, que hoy ha quedado totalmente olvidado, como casi todas las tradiciones y costumbres de Sierra Morena, por ejemplo la jota belmezana, que han sido sustituidas por otras de culturas ajenas, ya sean sevillanas, andaluzas, españolas o extranjeras. Por ejemplo, en los pueblos del Valle del Guadiato se iba al campo a recoger bellotas y castañas para posteriormente quemarlas en las antiguas placas de las casas y disfrutar de esos manjares otoñales. Además, se comían huesos de santo que son dulces de mazapán rellenos de yema de huevo con forma de tibias de muertos. También muchas personas pintaban las fachadas blancas de las casas de sus vecinos o novias con “azulillo” haciendo rayas, dibujos o palabras y llenaban las enormes cerraduras antiguas de gachas (comida típica que se hacía durante estas fechas) a modo de broma, aunque su origen real era el de ahuyentar a los malos espíritus. Algunas personas pasaban la noche en vela en sus casas para intentar impedir que pintaran la fachada de su casa y no tener que encalar de nuevo las paredes. Por otra parte, en algunos pueblos de Los Pedroches se vacían y tallan sandías en lugar de calabazas y se les introduce una vela en su interior a modo de farolillo, aunque en algún pueblo se hace en agosto en lugar de octubre. También existen anécdotas de muchachos que se escondían el campo para asustar a sus amigos con calabazas con velas, igual que se hacía en Galicia. Aparte de todas estas tradiciones ancestrales celtas, también en algunos pueblos se mantienen los Cantos de Aurora o Auroros, que son cantos religiosos populares interpretados durante la madrugada para llamar a los vecinos a rezar el Rosario de la Aurora.

DSC00146DSC00156

Los muchachos salían durante todo el mes (octubre), por la calle, con unos farolillos hechos con la cáscara de una sandía que se calaba, decoraba y se le entraba un trocito de vela”

Recopilación de datos sobre Alcaracejos y sus costumbres (1988) de José López Navarrete

Todo esto demuestra una vez más que Beturia, la región natural comprendida entre Sierra Morena y el río Guadiana, posee una cultura que nos acerca de nuevo a las influencias del Noroeste de la Península Ibérica, a la cultura matriz de la antigua Corona de León (Región de León, Asturias, Cantabria, Extremadura, Galicia y Portugal) y al sustrato étnico y cultural del mundo celta. Pero mientras sigamos sustituyendo nuestra verdadera identidad cultural por el traje de sevillana, la Semana Santa, el flamenco o las corridas de toros, nuestra historia como pueblo quedará cada vez más aniquilada…y no podremos culpar a nadie más que a nosotros mismos por no haber luchado contra la aculturación y el etnocidio.

Nuestro agradecimiento especial a Mari Grueso Díaz, Pascual Coleto Gutiérrez, Manuel Del Pozo Rubio y Andrés López Moyano por sus testimonios que hemos utilizado como fuentes, muy valiosas para preservar la tradición o historia oral que nos ayuda a recuperar nuestra identidad cultural y nuestra memoria colectiva.

magosto-732413_1920.jpg


Fuentes:

«A Y-Chromosome Signature of Hegemony in Gaelic Ireland». American Journal of Human Genetics

«Haplogroup R1b (Y-DNA)». Eupedia

 «A Predominantly Neolithic Origin for European Paternal Lineages». PLOS Biology

The Genetic Legacy of Paleolithic Homo sapiens sapiens in Extant Europeans: A Y Chromosome Perspective – Ornella Semino et al., 2000

Distribución de R1b, del Proyecto Genográfico de la National Geographic

 ¿Existe un Halloween a la española?

Fiesta de los Finaos

La castañada ¿De dónde viene su tradición?

El Magosto o Calbote

Calbotes, tradición antigua

Fiesta del Calbote

Cantos de Pasión

Cantos Religiosos: Los cantos de la Aurora- Auroreros y Auroros

Los auroros en España

Alcaracejos se ilumina con los farolillos de sandía

Más de cien pequeños en el pasacalles de faroles realizados con sandías

La migración de los célticos y túrdulos de la Beturia hacia el noroeste de Hispania

Expertos debaten si la Península Ibérica pudo ser el origen de las lenguas celtas

Wikipedia

Testimonios/Memoria oral

Anuncios

El “condado” de Belmez

Estándar
El “condado” de Belmez

Seguro que la mayoría habréis escuchado hablar alguna vez del Condado de Treviño o del Rincón de Ademuz aunque a lo mejor no sepáis ubicarlos exactamente en el mapa. Pues bien, se trata de los dos enclaves más significativos que aún perduran en la actualidad en nuestro país. No son los únicos pero quizás sean los más populares por su mayor dimensión aunque también merece especial mención el enclave de Llívia, por estar completamente rodeado no de otra provincia o región, sino de otro Estado. Por último, destacaremos el Rincón de Anchuras, que comparte la cualidad de extremeñidad con Balutia.

mapa-espana-enclaves-abc-2--644x362

Los enclaves que perviven actualmente en España. Fuente: ABC

El Condado de Treviño es un enclave burgalés dentro de la provincia vasca de Álava. Este pequeño territorio ha dejado patente en muchas ocasiones el sentir de su pueblo de integrarse políticamente en el País Vasco, ya que su capital, Vitoria-Gasteiz, les pilla mucho más cerca que Burgos, provincia a la que pertenecen, y se vuelve algo indispensable para realizar trámites y evitar negligencias como la de una niña que murió hace 2 años por un brote de varicela esperando la ambulancia desde Miranda de Ebro.

El Rincón de Ademuz pertenece a Valencia aunque se encuentra rodeado por las provincias de Cuenca y Teruel. En el pasado, era un territorio aragonés que Jaime I el Conquistador anexionó al Reino de Valencia.

El Rincón de Anchuras pertenece a la provincia de Ciudad Real aunque está rodeado por las de Toledo y Badajoz y realmente forma parte de la comarca de La Jara, dentro de las Tierras de Talavera, cuya cabecera comarcal sigue siendo su centro económico y sanitario.

Por último, Llívia forma parte de la comarca natural de la Alta Cerdaña, que fue cedida a Francia excepto este municipio que sigue formando parte de Cataluña.

Pero quizás todavía algunos de vosotros, os preguntaréis qué son exactamente los enclaves. Para dejar claro el concepto “enclave” antes de continuar hacia lo particular, lo definiremos como un territorio, por lo general pequeño, que se encuentra rodeado de otro mayor cuya administración es distinta. Tiene su origen en motivos históricos como conquistas territoriales o donaciones reales que originaban un cambio de fronteras.

Durante la Edad Media, tras la conquista cristiana de la Península Ibérica y su posterior señorialización, este fenómeno era mucho más común de lo que podríamos llegar a pensar, existiendo un ingente número de enclaves a lo largo y ancho de todo el territorio. Sin embargo, en 1833, con la instauración de las provincias, la mayoría fueron suprimidos e integrados en las nuevas provincias que se crearon para una mayor eficacia en la gestión administrativa.

800px-Andalucia_1833_reinos-provincias

Transformación de los Reinos de Sevilla, Córdoba, Jaén y Granada en las 8 provincias. Los límites de Beturia cambian constantemente durante todas las épocas de la historia

Uno de estos casos, sería el de la villa de Belmez y de sus, por aquel entonces, aldeas de Peñarroya y Pueblonuevo del Terrible. El Alto Guadiato en su totalidad había estado bajo la tutela de la Orden de Calatrava que ejercía su poder desde el Reino de Toledo y tenía su sede comarcal en Fuente Obejuna. Sin embargo, cuando Fuente Obejuna pasó a depender otra vez de la jurisdicción del Concejo de Córdoba, la Encomienda de Belmez quedó vacante y fue asignada a la Encomienda o Partido de Martos, por lo que pasaría a convertirse en un enclave dentro del Reino de Córdoba, pero perteneciente al Reino de Jaén y limitando con el Condado de Belalcázar, que todavía era parte de Extremadura.

800px-Señoríos_del_Reino_de_Jaén.svg

Belmez (y Peñarroya-Pueblonuevo) formaron parte del Reino de Jaén hasta 1833 a través de la Encomienda de Martos

BELMEZ MARTOS 1

Reseña histórica de Mariano Sáez Gámez sobre la villa de Belmez y su pertenencia al Partido de Martos en su obra “Hidalguías de Jaén”

En 1833, Belmez, Peñarroya y Pueblonuevo del Terrible pasaron del Reino de Jaén a la recién creada provincia de Córdoba así como el Condado de Belalcázar (Belalcázar, Hinojosa del Duque, Villanueva del Duque y Fuente La Lancha) pasaría del Partido de Trujillo (Extremadura) a la provincia de Córdoba también.

Cordoba_1833_reinos-provincias

Transformación del Reino de Córdoba en la provincia de Córdoba en 1833 con las pertinentes modificaciones

Belmez nunca fue un condado, sino una villa y encomienda calatrava; únicamente he querido crear un símil respecto al Condado de Treviño en el título pero, ¿se imaginan por un instante que hubieran decidido mantener también el enclave de Belmez y que hubiera llegado hasta nuestros días?

Diasistema asturleonés

Estándar
Diasistema asturleonés

En esta ocasión, vamos a hablaros de lingüística, concretamente de dialectología, centrándonos en el diasistema asturleonés, pero comencemos por el principio.

Aunque la RAE todavía no recoja el término “diasistema”, quizás por ser un tecnicismo de la lingüística, podemos definirlo como “un conjunto más o menos complejo de dialectos, niveles y estilos de lenguaje”, según E. Coseriu en su obra “Lecciones de lingüística general”. Un diasistema no constituye un sistema lingüístico, sino varios sistemas relacionados entre sí que no forman una lengua unitaria, sino variable y en constante evolución. Por eso, un diasistema no es sinónimo de un idioma estándar, ya que éstos son formas artificiales creadas para unificar los rasgos orales y escritos para su enseñanza oficial.

Hay cinco tipos de parámetros para clasificar los dialectos:

  1. Diatópico o geolecto: según la ubicación geográfica
  2. Diafásico o contextual: según el contexto
  3. Diastrático o sociolecto: según el estrato social
  4. Diasexual: según el sexo
  5. Diageneracional: según la edad o la generación

Dicho esto, se puede decir que en la Península Ibérica existen 7 diasistemas principales:

  1. Diasistema gallego-portugués
  2. Diasistema astur-leonés
  3. Diasistema castellano
  4. Diasistema vasco
  5. Diasistema aragonés
  6. Diasistema catalán
  7. Diasistema occitano

Evolución lingüísticaEn Balutia, en la antigua Beturia, en el antiguo Fahs al-Ballut, formamos parte del diasistema lingüístico asturleonés. No hablamos andaluz, ya que ni siquiera existe porque las variedades dialectales de la actual comunidad autónoma de Andalucía no poseen ni un solo rasgo en común para que pueda ser considerado un dialecto diferenciado de otros pero lejos de desmitificar nuevamente la existencia del dialecto andaluz, que ya lo hicimos en otras entradas como https://regionbalutia.wordpress.com/2014/11/14/hablamos-castellano-meridional/, nos centraremos en nuestra base dialectal cuyo origen está en el tronco asturleonés a través del extremeño.

El diasistema asturleonés se compone de tres variedades principales muy parecidas entre sí, formando un continuum dialectal, que son el asturiano o bable, el leonés y el mirandés. Sin embargo, hay otras variedades que causan debate entre si considerarlas lenguas propias separadas del asturleonés, variedades del asturleonés de transición o variedades de otro diasistema con el que limitan; éstas son el eonaviego o gallegoasturiano, el cántabro o montañés, el extremeño o altoextremeño, la fala o jalimés y el barranqueño.

Asturleonés

Lenguas del tronco asturleonés: asturiano o bable, leonés, mirandés, cántabro o montañés y extremeño o altoextremeño

La antigua Beturia se enmarca dentro del diasistema lingüístico asturleonés, dentro del dialecto extremeño y se distinguen dos variedades habladas en nuestra región; el bajoextremeño en la Sierra de Aracena (la mal llamada Sierra de Huelva actualmente) y el Andévalo y el extremeño oriental en el Valle del Guadiato y Los Pedroches (la mal llamada Sierra de Córdoba en los últimos tiempos), mientras que la Sierra de Constantina (la mal llamada Sierra Norte de Sevilla actualmente) es la que delimita estas dos áreas dialectales, donde el influjo extremeño es menor y prácticamente se restringe al municipio de Guadalcanal.

Diasistema asturleonés

Diasistema lingüístico asturleonés con todas sus lenguas y dialectos. Nótese que faltan algunas zonas de gran influencia extremeña como son el Valle de Alcudia o las Tierras de Talavera

Dentro de toda esta complejidad de lenguas y dialectos, hay que aclarar que no estamos diciendo que en Balutia se hable una lengua propia, sino que estamos defendiendo que hablamos extremeño oriental, un dialecto que nos une culturalmente con las comarcas del sureste de Extremadura y nos aleja del seseo y el ceceo tan propios y característicos de la Baja Andalucía y de algunas partes de la Alta Andalucía.

Fuentes:

E. Coseriu: ‘Lecciones de lingüística general,’ Madrid, Gredos, 1981, p. 306

Rodríguez Iglesias, Í. (2013): “Generalización diastrática y restricción diafásica en variación diatópica”, en A. Cabedo Nebot et al. (eds.), Estudios de lingüística: investigación, propuestas y aplicaciones, Valencia: Universitat de València. ISBN: 84-695-7663-1

Xavier Frías Conde, profesor de Dialectología sincrónica y geografía lingüística del español: ttp://uned.academia.edu/xavierfrias

Organización PROEL (Promotora Española de Lingüística): http://www.proel.org/index.php?pagina=presentacion