Archivo de la etiqueta: Vetones

Buscando el etnónimo ideal: ¿Dehesia o Balutia?

Estándar
Buscando el etnónimo ideal: ¿Dehesia o Balutia?

Comenzaremos primero clarificando los conceptos básicos alrededor de los que girará esta nueva entrada: etnónimo, exónimo y autónimo. Quizás estos términos no los hayáis escuchado nunca o quizás sí pero no tenéis del todo claro su significado. Antes de definir estas palabras, queremos aclarar que nos parece cuanto menos curioso que el diccionario de la RAE recoja únicamente “exónimo”, cuando los otros dos vocablos están intrínsecamente relacionados con éste.

Por eso, para definir “etnónimo”, que es el principal concepto, nos basaremos en el Diccionario Online de Portugués, que ofrece una definición muy completa: es el nombre que recibe un pueblo, etnia, tribu, casta, comunidad cultural, política o religiosa”.

doll-614011_1280

Pero un etnónimo puede ser “exónimo”, cuando el nombre ha sido atribuido por otro grupo humano distinto, o “autónimo”, cuando el propio pueblo se ha bautizado a sí mismo con un nombre con el que se reconoce. Por ejemplo, la palabra esquimal o lapón serían exónimos, porque fueron denominaciones occidentales, mientras que inuit o sami serían autónimos, pues es así como se autodenominan estas etnias. Con los nombres de países o regiones también ocurre lo mismo; por ejemplo Shqipëria o Zhōngguó serían los correspondientes autónimos de los exónimos Albania o China.

Pensamos que los exónimos tuvieron su razón de ser en épocas pasadas pero que actualmente, en tiempos en los que los Derechos Culturales y los Derechos de los Pueblos Indígenas, las Minorías Étnicas, las Naciones sin Estado y las Lenguas Minoritarias empiezan a cobrar mayor relevancia escapando de su ostracismo, estos términos ya han quedado obsoletos, como restos del etnocentrismo de Occidente.


Pues bien, a pequeña escala, y siempre ciñéndonos a nuestro ámbito territorial, busquemos el etnónimo ideal para nuestra región biogeográfica y cultural.

Siempre jugamos con 3 denominaciones diferentes: Balutia, Turdulia y Beturia, pero no se trata de sinónimos, sino de zonas con diferente extensión que se superponen, provenientes de diferentes épocas de la historia:

El nombre Balutia nació como resultado de la castellanización de Fahs al-Ballut, nombre de una antigua cora (provincia) de al-Ándalus que abarcaba el Valle del Guadiato, Los Pedroches, La Serena y el Valle de Alcudia. Su nombre procede del árabe y significa Llano o Campo de las Bellotas pero también se puede traducir como Llano o Campo de las Encinas. Y no nos sorprende que la bautizaran con este nombre, ya que la dehesa más grande de Europa y del mundo se encuentra en Los Pedroches y Sierra Morena está declarada Reserva de la Biosfera gracias a sus dehesas, únicas en el mundo.

Ya lo decía Al Razi en sus crónicas: “No ha allí otros árboles sinon encinas, et por esso la llaman el Llano de las Vellotas, et son más dulces que quantas ha en Espanya…”. También Ibn Galib: “Hay encinas con bellotas dulces, que son las mejores de Al-Andalus”. Incluso el famoso Al-Idrisi lo atestiguaba también: “Las montañas y las llanuras inmediatas producen una especie de encina, que lleva un fruto que excede en calidad a todos los demás; también los habitantes de este lugar cuidan y cultivan este árbol, porque sus frutos les son muy útiles en los años de escasez”.

Fahs al-Ballut 3

Por otra parte, la denominación de Turdulia data de la época prerromana y toma el nombre de los túrdulos, pueblo que habitaba en esta subregión de Beturia. Su territorio se componía de las comarcas del posterior Fahs al-Ballut más otras 2 comarcas aledañas: La Siberia y Comarca de Llerena. La etimología del pueblo túrdulo no está muy clara, aunque hay teorías que lo relacionan con el pueblo bárdulo o várdulo, asentado en la actual Guipúzcoa y más tarde empujado hasta Bardulia, por la presión de los vascones, a la que dieron nombre y que más tarde se convertiría en el Condado de Castilla.

Otra teoría los relaciona con la palabra indoeuropea “trusdo”, significando tordos o estorninos jóvenes, haciendo alusión al “ver sacrum”, antiguo ritual por el que los jóvenes de una tribu tenían que marcharse hacia otras tierras conducidos por un animal, del que más tarde adoptarían el nombre. Esto podría explicar la separación de los túrdulos y los turdetanos, que se creen provenientes de Tartessos. Aunque otros afirman que los túrdulos estaban emparentados con los túrdulos viejos y los túrdulos oppidanos de la costa de Lusitania y no con los turdetanos. Y otros afirman que todos los túrdulos, incluidos los viejos y los oppidanos, provenían de Tartessos, para algunos la cuna de los celtas.

También hay otra teoría que relacionan túrdulo con la palabra celta “torch”, que significaría jabalí o cerdo, más el diminutivo latino “–ulo”, pudiéndose traducir como “verraquetes” y no sería extraño, ya que todavía hoy en la zona es vital la crianza de cerdos y la producción de jamones. De hecho, Los Pedroches conforma una de las 4 Denominaciones de Origen de toda España. Además, se emitieron monedas en la zona, por ejemplo en Sisapo, con la insignia de un jabalí, que era un animal sagrado para los celtas, símbolo de valentía de dioses y héroes. Esto entroncaría con la tradición de los verracos de piedra de la región vecina y hermana de Vetonia.

Beturia 3

En cambio, el nombre de Beturia se utilizó para un territorio todavía más amplio, que englobaría los antiguos territorios de Fahs al-Ballut y Turdulia pero también la Beturia Céltica, o lo que es lo mismo, toda la región natural comprendida entre Sierra Morena y el Río Guadiana. También hay varias teorías para su etimología: algunas afirman que guarda relación con el Río Betis, otras con los celtas bituriges de la Galia y la ciudad vascona de Bituris y otras que procede del euskera “bete-uria”, que significa lugar abundante o colina, quizás misma etimología que Vitoria, la capital de Álava. La raíz “bet-” está difundida por otros territorios celtas y algunos lo relacionan con “betu”, nombre galo de abedul, y otros con “bai”, río en vasco.

La teoría sobre el Río Betis nos parece desacertada porque la región que ocupaba el Valle del Guadalquivir recibía el nombre de Turdetania, no de Beturia. Además, si ya existía un nombre que hacía alusión claramente a este río y este valle, Beturia, ¿por qué los romanos crearon otro, Bética, para su provincia? La teoría sobre los bituriges es cuanto menos original, aunque las fechas podrían coincidir. Quizás nos inclinemos más por la etimología celta o vasca, ya que el idioma íbero, que se hablaba por todo el este peninsular, estaba emparentado con el vasco. Y también su significado (lugar abundante o colina) tendría sentido porque Sierra Morena es un territorio con muchas montañas y cerros, frondosos bosques y abundante en recursos forestales, ganaderos o mineros.

Pueblos prerromanos 1


Pero nuestra región de Beturia está conectada a una región biogeográfica y cultural todavía más amplia. Biogeográficamente adquiere el nombre de Provincia Luso-Extremadurense y culturalmente el de Extremadura. Pero analicemos estos nombres también:

La raíz “luso” procede de Lusitania, nombre primero de la región que habitaban los lusitanos, antiguo pueblo precelta o celta, que más tarde pasó a denominar una provincia romana en Hispania, con una mayor extensión, que también incluyó la Vetonia. Actualmente se utiliza como sinónimo de Portugal, aunque incluía partes de la actual Extremadura y excluía el Norte de Portugal, que estaba dentro de Gallaecia.

La Vetonia era la región habitada por los vetones, pueblo prerromano como los lusitanos. Se extendía desde el Duero hasta el Guadiana, limitando por el sur con Beturia. Abarcaba territorios de la actual Extremadura pero también de Salamanca, Ávila o Talavera.

600px-Vettones_cities_location_map-es.svg

Por otra parte, el nombre de Extremadura vendría muchos siglos después, en tiempos de la conquista cristiana de al-Ándalus. Sería un exónimo en toda regla, ya que fue así como bautizó el Reino de León al recién conquistado y asimilado Reino de Badajoz. Pero no fue un nombre singular, ya que sería el nombre utilizado para designar los últimos territorios más al sur conquistados por las coronas cristianas y así hubo Extremadura Leonesa, Extremadura Portuguesa, Extremadura Castellana y hasta Extremadura Aragonesa. Este hecho avalaría una de las teorías de su posible etimología, que “extremadura” significaba “extremo”.

extremaduras medievales


Sin embargo, región biogeográfica y región cultural pueden coincidir grosso modo, ya que la mayoría del territorio peninsular donde hay más dehesa se corresponde también con la región cultural extremeña, que trasciende los actuales límites administrativos de la comunidad autónoma del mismo nombre.

www.pinterest.com

Para definir a este espacio biogeográfico-cultural se ha acuñado el término “Dehesia”, con el sencillo significado de “País o Tierra de la Dehesa”. Con este término, no hay que recurrir a exónimos y no dejamos ninguna parte fuera, ya que hay zonas de rasgos extremeños que actualmente no se encuentran dentro de las fronteras de la comunidad autónoma llamada Extremadura y consideran a ésta como la “otredad”.

Pero también, podríamos utilizar incluso el término “Balutia” para referirnos no sólo estrictamente al Fahs al-Ballut o Llano de las Bellotas, sino a todo este territorio biogeográfico y cultural bien definido, ya que significa simplemente “País o Tierra de las Bellotas”.

Ambas son dos denominaciones descriptivas del ecosistema que influyó indudablemente en la historia y en la cultura de sus gentes. Y de esta manera, bajo estas denominaciones se pueden incluir las 2 grandes regiones primigenias hermanas: Vetonia y Beturia, ya que la región de Vetonia excluía la parte meridional de la actual Extremadura (a partir del Río Guadiana) y la actual comunidad autónoma de Extremadura excluye la parte meridional de Beturia.

¿Y a vosotras/os, qué denominación os gustaría más para definir todo el territorio biogeocultural sustentado por el ecosistema de la dehesa y por la cultura extremeña?

¿Y para englobar a las 2 regiones hermanas de Vetonia y Beturia?

¿Dehesia o Balutia?


Fuentes:

Lusitania: historia y etnología

Los vascones de las fuentes antiguas

Célticos y túrdulos

Celtiberia.net

Asociación Socio-Cultural Castilla

Wikipedia

Beturia: ¿Nación Celta olvidada?

Estándar
Beturia: ¿Nación Celta olvidada?

Mucho se ha hablado sobre los celtas o el mundo celta y, aunque éste sea un tema algo controvertido entre los arqueólogos e historiadores, nos apetecía por fin publicar alguna entrada sobre este tema, siempre por supuesto enlazándolo con nuestro ámbito territorial, en este caso con toda la Beturia.

A menudo, se consideran Naciones Celtas a los 6 territorios donde todavía perviven a duras penas las lenguas celtas: Escocia, Irlanda, Gales, Cornualles, Bretaña y la Isla de Man. Aunque a veces, y sobre todo en los últimos tiempos, se viene añadiendo Galicia también a esta selecta “familia”. Sin embargo, otras veces también se incluye Asturias o incluso bajo el término de Breogania, se incluyen tanto Galicia y Asturias como León y el Norte de Portugal, que eran los territorios que formaron parte de Gallaecia, una de las provincias romanas de Hispania.

7101542375_557556a35b_o

Pero, ¿dónde quedan los territorios celtas o célticos más al sur de la Península Ibérica? ¿O es que acaso Lusitania, Vetonia y Beturia no pertenecieron a este mundo céltico? ¿No quedan vestigios de esta cultura ancestral en estos territorios del Suroeste al igual que en el Noroeste?

La respuesta es sí. Todavía quedan muchos restos de la cultura celta o céltica en Lusitania, Vetonia o Beturia, igual que en Gallaecia. Pero nos centraremos, como es lógico, en algunos de los restos que han permanecido en nuestra región de Beturia.


Castros

Son recintos fortificados que se construían habitualmente sobre un lugar elevado, ya fuera un cerro o una meseta. Se pueden encontrar por diferentes lugares de Europa. Aunque en España normalmente se suelen asociar a Galicia, también podemos encontrar castros en otras regiones del Oeste peninsular. La raíz “iltir” o “iltur” de la lengua íbera y la raíz “briga” de la lengua celta se refieren a estos lugares. Por eso, muchos nombres de ciudades prerromanas o romanas tenían estas terminaciones. Los romanos los denominaron oppidum (pl. oppida). Por ejemplo, Fornacis (Ribera del Fresno) es un buen ejemplo de oppidum.

Toponimia

En Beturia existieron ciudades como Mirobriga (actual Capilla), Nertobriga (Fregenal de la Sierra) o Turobriga (Aroche), que mantenían la terminación celta para designar los castros. También existió otra ciudad cuyo nombre designaba claramente su origen céltico: Celti (Peñaflor). Además, el nombre de la comarca del Andévalo procede de Endovélico, versión ibérica del dios celta Belenus y el más importante de los dioses para los lusitanos, vetones y demás pueblos célticos.

ruins-1197878_960_720

Torques

Se trata de los collares celtas más famosos, utilizados por diferentes pueblos celtas como los bretones, galos o los celtas ibéricos. Son collares de metales como el oro, el bronce, el cobre o la plata con forma de herradura circular. Habitualmente se representaba a los dioses celtas con torques. La palabra viene del irlandés antiguo “torc” y del galo “torcos”, que significa jabalí, animal sagrado de la mitología celta, que simbolizaba el valor y la fuerza de dioses y héroes. En el Valle del Guadiato y Los Pedroches se encontraron dos importantes hallazgos que contenían torques: el Tesoro de Belmez y el Tesoro de los Almadenes.

Museo Arqueologico de Córdoba

Danzas de las espadas o paloteos

En las comarcas del Andévalo y de la Sierra de Aracena podemos encontrar numerosas danzas rituales de espadas y otras similares con palillos, palos, lanzas, arcos o garrotes. Pero también encontramos una danza similar en Obejo, en el Valle del Guadito, llamada también “Baile de Bachimachía”. Esto demuestra que estas danzas guerreras no sólo perviven en el Norte (Galicia, León, Cantabria, Aragón, Navarra o País Vasco). Son muy famosas las danzas de Tierra de Miranda, la región de lengua y cultura leonesa de Portugal. Fuera de la Península Ibérica, también podemos encontrar estas danzas rituales en Escocia por ejemplo.

37244289636_b47a9989dd_o

Gaita y tamboril

La gaita es el instrumento celta por antonomasia. Aunque en la Península Ibérica la gaita más famosa es la de Galicia, también podemos encontrarla en Portugal, Asturias, Cantabria, León, Extremadura e incluso en las comarcas del Andévalo y la Sierra de Aracena, que utilizan este instrumento en las danzas rituales pero también la han integrado incluso en la famosa Romería de El Rocío. Aunque en Aragón, Cataluña, Mallorca y Valle de Arán también existen gaitas autóctonas de otro tipo. El tamboril por su parte, podemos encontrarlo desde Asturias hasta Huelva ininterrumpidamente pero también en el Alentejo portugués. Ya lo describían en las famosas Cantigas de Santa María, escritas en galaico-portugués.

Tamborileros_plasencia

Trajes típicos

El traje masculino del Andévalo, al igual que el de Jerez de los Caballeros o Fregenal de la Sierra por ejemplo, presenta el calzón corto y negro, como castellanos y aragoneses, que acompañaba al “sagum” negro celta. Los campanilleros llevan las arandelas de los tobillos que acompañaban a las “viriae” de los morcillos del brazo. Esgrimían espadas de antenas atrofiadas, el famoso Gladius Hispaniensis, y utilizaban yelmos similares a los de Quintana Redonda y a otros de Celtiberia; cónicos, con ápex, cubrenucas y orificios de sujeción para el barboquejo. El traje masculino alentejano es más moderno pero los cantos corales masculinos del Alentejo pueden ser una reminiscencia de los tiempos de los guerreros celtas.

Fiestas

En numerosos sitios de Beturia se suelen celebrar mucho 3 fechas señaladas del antiguo calendario celta: 1 de Febrero, 1 de Mayo y 1 de Noviembre. Para los celtas, el 1 de Febrero era Inbolc; el 1 de Mayo, Beltane; y el 1 de Noviembre, Samain. Actualmente Imbolc ha derivado en La Candelaria, Beltane en las Cruces de Mayo o en Los Mayos y Samain en el Día de Todos los Santos, que en los territorios de raigambre celta pervive también como Samain o Magosto.


Todos estos elementos configuran un mismo sustrato cultural, e incluso genético, heredero de la estirpe celta o céltica en la Península Ibérica, a la que perteneció Viriato, símbolo de la resistencia contra Roma. Pero nuestra entrada sólo es una pequeña síntesis de lo mucho que hay ya estudiado y de lo mucho que hay todavía por descubrir. El tema es tan amplio, complejo y polémico que sólo hemos querido dar unas pinceladas como introducción a vuestra propia investigación personal si os interesa. La Península Ibérica es un territorio muy interesante en cuanto a historia y cultura aunque lamentablemente pensamos que está mal visto poner énfasis en sus ricas diferencias por temor a su utilización con fines políticos.

Sólo queríamos reivindicar que Beturia es una región apasionante, desgraciadamente diluida hoy día por los límites administrativos y todavía muy desconocida. También queríamos reivindicar el celtismo de Beturia, al igual que existe en Galicia, Asturias, Cantabria, León, Extremadura o Portugal. El Noroeste y el Suroeste no están tan lejos, ya que la Vía de la Plata conectó estas antiguas tierras celtas o célticas. Por eso, desde la Cordillera Cantábrica hasta Sierra Morena mantenemos lazos culturales todavía, aunque la mayoría lo ignore. Incluso también con las Naciones Celtas allende los mares, por todo el Arco Atlántico, desde Tartessos y Beturia hasta Escocia, pasando por Galicia.

Nos encantaría que aportarais vuestra opinión y/o información en los comentarios. Muchas gracias por seguirnos. Esperamos que os haya gustado esta nueva entrada.

485px-Atlantic-Europe


Fuentes:

Museo Arqueológico Nacional

Lusitania: historia y etnología

Dólmenes y menhires

Huelva Buenas Noticias

La Voz de Galicia

Lusitania’s Grill

Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana

Archivo Municipal de Belmez

Turismo y Cultura Peñaflor

Arquehistoria

Wikipedia

Fotos:

Shirokazan

Herribizia

Antonia Regojo

Wikipedia