Archivo de la etiqueta: Zafra

Beturia: «habrá frontera administrativa pero no cultural»

Estándar
Beturia: «habrá frontera administrativa pero no cultural»

Que Beturia es una región geográfica, histórica y cultural es indiscutible.

Geográfica, porque se enmarca entre dos fronteras naturales muy bien definidas: Sierra Morena por el sur y el río Guadiana por el norte.

Histórica, porque ya la mencionaban desde la Antigüedad los célebres Polibio, Estrabón o Plinio el Viejo.

Y cultural, porque debido a su unidad geográfica y a su situación de encrucijada a lo largo de la historia, se ha originado una particular idiosincrasia como resultado de la rica y curiosa mezcolanza de todos los pueblos que han pasado por ella en las diferentes épocas.

Pero, ¿cuál ha sido la situación administrativa de Beturia a lo largo de la historia y cómo ha influido en la región?

SIGLO II a.C. (ÉPOCA PRERROMANA)

Existencia de la región de Beturia, que, al igual que Cantabria, Asturias, Galicia o Vasconia, ya describían Polibio, Estrabón o Plinio el Viejo en sendas obras sobre geografía, historia y antropología del mundo antiguo.

BeturiaERBCfig1_repartociudadesOssaMorena

prerromana1

AÑO 27 a.C.-711 (ÉPOCAS ROMANA Y VISIGODA)

Inclusión de la región de Beturia en la Provincia de Bética junto a la región vecina de Turdetania. La Provincia de Bética se dividía en 4 conventus, quedando la Beturia Céltica dentro del Conventus Hispalensis y la Beturia Túrdula dentro del Conventus Cordubensis.

CONVENTUS BÉTICA

Año 711-743 (ÉPOCA DE TRANSICIÓN VISIGODA-ISLÁMICA)

Beturia quedó dividida entre el Reino de Ardabasto (en la Beturia Túrdula) y el Reino de Olmundo (en la Beturia Céltica), reinos visigodos que conservaron cierta autonomía dentro de al-Ándalus mediante pactos con los musulmanes.

Fahs al-Ballut 2

AÑO 743-SIGLO XII (ÉPOCA ISLÁMICA)

Beturia quedó dividida entre la Cora de Fahs al-Ballut (Los Pedroches, Valle del Guadiato, La Serena, Valle de Alcudia), la Cora de Firrish (Sierra de Constantina y Comarca de Llerena) y partes de la Cora de al-Xaraf, también llamada Isbiliya, (Sierra de Aracena y comarcas aledañas en la actual provincia de Badajoz) y la Cora de Labla (Andévalo).

Fahs al-Ballut 4

* Estas coras se vieron alteradas durante algunos periodos de al-Ándalus como los Reinos de Taifas o el Imperio Almohade. De hecho, los nuevos reinos cristianos que surgieron, como el de Sevilla, Córdoba o Jaén, se basaron en los reinos almohades que existían en el momento de la conquista cristiana.

SIGLO XII (ÉPOCA CRISTIANA)

Hasta el siglo XIX, Beturia quedaría dividida en diversas entidades, como el resto de la Península Ibérica: el Señorío o Partido de Santa Eufemia, el Señorío o Partido de las Siete Villas de Los Pedroches, la Tierra de Belalcázar (Condado de Belalcázar + Vizcondado de La Puebla de Alcocer), el Estado de Capilla, el Condado de Siruela, la Provincia de León de la Orden de Santiago (Priorato de San Marcos de León, Vicaría de Tentudía) o Partido de Llerena, el Partido o Real Dehesa de La Serena (Priorato de Magacela + Priorato de Zalamea + Comunidad de Benquerencia + Comunidad de Lares),  la Encomienda de Calatrava, el Bailío de Setefilla, el Señorío de Chillón…

b0f661e112628e4c99a96d496ab3dbdd

SIGLO XIX (CREACIÓN DE LAS PROVINCIAS)

Belalcázar, Fuente la Lancha, Hinojosa del Duque y Villanueva del Duque pasaron de la antigua provincia de Extremadura a la actual provincia de Córdoba.

Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo pasaron del Reino de Jaén a la actual provincia de Córdoba.

Chillón y Guadalmez pasaron del Reino de Córdoba a la actual provincia de Ciudad Real.

Peñaflor pasó del Reino de Córdoba a la actual provincia de Sevilla.

Guadalcanal pasó de la antigua provincia de Extremadura a la actual provincia de Sevilla, mientras que su antigua aldea Malcocinado permanece en la actual provincia de Badajoz.

Bodonal de la Sierra, Fregenal de la Sierra e Higuera la Real pasaron del Reino de Sevilla a la actual provincia de Badajoz.

Arroyomolinos de León y Cañaveral de León pasaron de la antigua provincia de Extremadura a la actual provincia de Huelva.

El Real de la Jara y El Ronquillo eran aldeas de Santa Olalla del Cala, que pasaron a la actual provincia de Sevilla mientras que Santa Olalla pasó a la actual provincia de Huelva. Antes, los tres formaban parte del Reino de Sevilla.

Las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, como por ejemplo La Carolina, Aldeaquemada, Arquillos, Carboneros, Guarromán, Montizón, Santa Elena, Miranda del Rey, Navas de Tolosa y El Rumblar pasaron a la actual provincia de Jaén, mientras que Almuradiel pasó a la actual provincia de Ciudad Real y San Calixto a la actual provincia de Córdoba.

800px-Andalucia_1833_reinos-provincias

Olivenza y Táliga pasaron de la República de Portugal al Reino de España.

La Contienda de Moura era un territorio semiautónomo que fue dividido entre los términos municipales de Moura, Aroche y Encinasola. Moura pasó a Portugal mientras que Aroche y Encinasola pasaron a depender de España.

Azuaga y Reina pasaron del Arzobispado de Sevilla a la actual provincia de Badajoz.

El Arciprestazgo de Castuera (Castuera, Almorchón, Benquerencia de la Serena, Cabeza del Buey, Helechal, Malpartida, La Nava, Peraleda del Zaucejo y Puerto Urraco) pasa del Obispado de Córdoba a la actual provincia de Badajoz.

A día de hoy, los municipios de Bohonal de los Montes, Castilblanco, Fuenlabrada de los Montes, Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Peloche, Valdecaballeros y Villarta de los Montes, dentro del Arciprestazgo de Herrera del Duque, y los municipios de Baterno, Capilla, Casas de Don Pedro, Garbayuela, Garlitos, Peñalsordo, Puebla de Alcocer, Risco, Siruela, Talarrubias, Tamurejo y Zarza Capilla, dentro del Arciprestazgo de Puebla de Alcocer, siguen perteneciendo al Arzobispado de Toledo dentro de la Vicaría de Talavera, a pesar de pertenecer a la actual provincia de Badajoz.

CmHSSuLWgAANuww

SIGLO XX (CREACIÓN DE LAS AUTONOMÍAS)

La región geográfica, histórica y cultural de Beturia quedará dividida administrativamente hasta la actualidad en 3 comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha) y 6 provincias (si también tomamos en cuenta Sierra Morena Oriental, en la actual provincia de Jaén, que históricamente formó parte de la vecina Oretania), sin contar las 4 localidades que actualmente pertenecen a nuestro país hermano, a Portugal (Moura, Mourão, Barrancos y Serpa).

CONCLUSIÓN

A pesar de que actualmente Beturia se encuentre dividida administrativamente entre varias entidades, el hecho de constituir una región natural bien definida y el haber sido romanizada, primero, y cristianizada, más tarde, al mismo tiempo, sumado a los más de 7 siglos que se mantuvo dentro de la misma división administrativa durante las épocas romana y visigoda, le confirieron una indiscutible unidad cultural.

1024px-Conquista_Hispania.svg

image

Además, nuestra región también contó con la particularidad de gozar de cierta autonomía visigoda ya en época islámica gracias a la firma de algunos pactos desde la época de Tariq, algo parecido a lo que había pasado en la época romana con Viriato, que fundó un Estado en Beturia. Cuando el rey visigodo Olmundo falleció, su hermano Ardabasto también intentó unir toda la Beturia bajo su mismo poder.

En el momento en el que se crearon las coras como demarcaciones en la época andalusí, la mayor parte de Sierra Morena quedó también separada administrativamente del Valle del Guadalquivir; Firrish quedó separada de Sevilla y Fahs al-Ballut (Balutia) quedó separada de Córdoba.

La conquista cristiana fue el periodo histórico en el que Beturia quedaría más fragmentada en numerosos señoríos de distinta índole, con la particularidad de que la mayoría del territorio quedó en manos de las diversas órdenes militares, al igual que ocurriría en la vecina región de La Mancha, principalmente las de Calatrava, Alcántara y Santiago pero también las enigmáticas órdenes de Malta y del Temple.

territorios-de-las-ordenes-militares-hacia-finales-del-siglo-XV

mapaespañaXVIII

Con la creación de las provincias por Javier de Burgos, casi 70 pueblos se vieron afectados al cambiar de demarcación a lo largo de toda Beturia. Pero que un municipio hasta 1832 perteneciera a Extremadura o Castilla La Nueva y en 1833 a Andalucía, o al revés, no le hacía cambiar ni su cultura ni su relación con los pueblos aledaños a los que había estado unido histórica y geográficamente durante siglos.

Pero el Estado de las Autonomías sí que está borrando esas huellas, esas raíces, por culpa de la manipulación histórica y del fenómeno de la aculturación, al querer hacer coincidir sistemáticamente de forma artificial una provincia o comunidad autónoma con una misma cultura centralizada en su capital, cuando en realidad no dejan de ser entes meramente administrativos y no regiones etnográficas.


Fuentes: 

La Beturia: definición, límites, etnias y organización territorial

La Baeturia Céltica: geografía y territorio

Los Santos de Maimona durante el periodo islámico. Poblamiento y territorio (siglos VIII-XIII)

Intervención arqueológica realizada en Benquerencia de la Serena (Badajoz): un poblado en altura (hisn) de periodo Omeya en la ruta entre Córdoba y Mérida

Atlas de la Historia del Territorio de Andalucía

 

Jugando a ser Javier de Burgos…

Estándar
Jugando a ser Javier de Burgos…

En estos últimos días hemos asistido al revuelo originado por la decisión de elegir las provincias como unidades territoriales para levantar el confinamiento debido a la pandemia del coronavirus.

Algunas comunidades autónomas no han visto con buenos ojos tomar las provincias como unidades territoriales básicas, ya que, aduciendo que sus límites son artificiales, no representan un territorio homogéneo, además de que algunas son demasiado grandes, sin contar con que algunos municipios pertenecen a la vez a dos provincias diferentes o tienen más relación, incluida la sanitaria, con municipios de la provincia contigua. Para más inri, España todavía mantiene algunos enclaves como vestigios de la Edad Media, esto es, territorios pertenecientes a una provincia pero enclavados en otra distinta.

Finalmente, algunas autonomías como Castilla y León, Cataluña o la Comunidad Valenciana han decidido fijar las áreas sanitarias como unidades territoriales mínimas para la llamada “desescalada”. La Comunidad Autónoma de Andalucía también se ha quejado de no haber podido fijar estas áreas más concretas como unidades básicas en lugar de las extensas provincias, ya que el nivel de incidencia no era igual en todas las zonas.

Debido a que esta polémica ha traído a algunos medios el debate sobre la creación de las provincias por Javier de Burgos o sobre los cambios que han sufrido durante la historia, hemos decidido “jugar” a imaginar las provincias que podría tener nuestra histórica región de Beturia en el caso de que fuera una comunidad autónoma, no sin antes recordar que nuestro movimiento es eminentemente comarcalista, ya que defendemos las comarcas naturales o tradicionales como unidades básicas para organizar las regiones.

Aclaramos antes que, para seleccionar las hipotéticas provincias, hemos tenido en cuenta tanto factores históricos, geográficos y demográficos como la combinación de los partidos judiciales y distritos sanitarios o educativos, ya que también sería importante basarse en las relaciones actuales entre los municipios y sus cabeceras comarcales.

HIPOTÉTICAS PROVINCIAS DE BETURIA

PEDROCHES: estaría basada en los territorios históricos de las Siete Villas de los Pedroches, el Señorío de Santa Eufemia, el Condado de Belalcázar y la Encomienda de Calatrava. Ya por extensión se denomina Pedroches a toda la Zona Norte de Córdoba, que incluye las comarcas de Los Pedroches y el Valle del Guadiato. Englobaría el Área Sanitaria Norte de Córdoba y los partidos judiciales de Peñarroya-Pueblonuevo y Pozoblanco, herederos de los antiguos partidos judiciales de Fuente Obejuna, Hinojosa y Pozoblanco. La única duda ha sido no unir el antiguo Condado de Belalcázar con el antiguo Vizcondado de La Puebla de Alcocer, ambos parte de la Tierra de Belalcázar, para formar otra provincia. En este caso, ha prevalecido la proximidad geográfica y la relación judicial y sanitaria actual del Condado de Belalcázar a Peñarroya-Pueblonuevo y Pozoblanco. Esta hipotética provincia perteneció íntegramente a la cora de Fahs al-Ballut junto a La Serena y el Valle de Alcudia pero al no disponer actualmente esta antigua cora de una capital céntrica y depender de sendas capitales comarcales, hemos decidido mantenerlas como provincias separadas. Esta provincia tendría como capitales Pozoblanco y Peñarroya-Pueblonuevo.

SERENA: estaría basada en la Real Dehesa de la Serena, que posteriormente se convertiría en el Partido de La Serena, formado por los territorios históricos del Priorato de Magacela, el Priorato de Zalamea, la Comunidad de Benquerencia y la Comunidad de Lares. Hay que señalar que los antiguos partidos no eran estrictamente partidos judiciales, sino más bien provincias. Englobaría los partidos judiciales actuales de Castuera, Villanueva de la Serena y Don Benito así como las mancomunidades de La Serena y La Serena-Vegas Altas. Forma parte del distrito sanitario y educativo de Don Benito-Villanueva de la Serena. Como hemos dicho anteriormente, también formó parte de la antigua cora de Fahs al-Ballut. Sus capitales serían la conurbación de Don Benito-Villanueva y Castuera.

SIBERIA: estaría basada en los territorios históricos del Vizcondado de La Puebla de Alcocer, la Tierra de Capilla y el Condado de Siruela y en el actual partido judicial de Herrera del Duque, que también absorbió el antiguo partido judicial de La Puebla de Alcocer. Englobaría las mancomunidades de Siberia y Cijara, que forman la comarca tradicional de La Siberia, también conocida como Los Montes. Como comentamos anteriormente, hemos decidido no incluir el Condado de Belalcázar en esta provincia, a la que históricamente ha estado relacionado, porque ha pesado más la realidad actual. También, y a pesar de formar parte del distrito sanitario y educativo de Don Benito-Villanueva de la Serena, hemos decidido ceñirnos al partido judicial de Herrera del Duque y mantenerla como provincia separada, debido también a la orografía del terreno y a intentar no crear provincias demasiado grandes para no caer en el error de Javier de Burgos para una mejor administración e identificación de sus gentes con el ente. Su capital sería Herrera del Duque, capital del partido judicial, aunque su hospital se encuentre en Talarrubias. La capital histórica sería La Puebla de Alcocer.

ALCUDIA: estaría basada en el territorio histórico del Ducado de Alcudia así como en el Ducado de Almodóvar del Campo y en la Superintendencia de las Minas de Almadén, que constituían la parte occidental del extenso Campo de Calatrava histórico. Englobaría las comarcas del Valle de Alcudia y Montes Sur, también conocida como Comarca de Almadén. Se correspondería con el Área de Salud de Puertollano y con los partidos judiciales de Almadén y Puertollano, este último heredero del antiguo partido judicial de Almodóvar del Campo. Al igual que Los Pedroches y La Serena, formó parte de la antigua cora de Fahs al-Ballut. Sus capitales serían Puertollano y Almadén.

LLERENA: estaría basada en la antigua provincia de León de la Orden de Santiago, que más tarde pasaría a convertirse en el Partido de Llerena, ambos con capital en Llerena. Formarían parte de esta nueva hipotética provincia todos los territorios de la actual provincia de Badajoz al sur del Guadiana entre La Serena y los Llanos de Olivenza. Se correspondería grosso modo con el distrito sanitario y educativo de Llerena-Zafra. Hemos decidido mantener la denominación histórica de la antigua provincia y la capitalidad de Llerena para denominar a esta hipotética nueva provincia, reservando Zafra como distrito capital de toda Beturia, fuera de toda provincia. Su capital sería Almendralejo, por mayor población, aunque la capital histórica fuera Llerena.

CONSTANTINA: se basaría en el territorio histórico de la cora de Firrish así como en el de la Bailía de Setefilla. Se correspondería grosso modo con el partido judicial de Cazalla de la Sierra, con parte del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla y con parte del Área Sanitaria Sevilla Norte, sin contar los municipios al sur del Guadalquivir ni la Zona Básica de Salud de Santa Olalla del Cala. Englobaría también a Peñaflor, antigua Celti, con término municipal en Sierra Morena e importante en la historia de Beturia y sus límites meridionales. Sus capitales serían Constantina, capital histórica y sede del hospital comarcal, y Cazalla de la Sierra, capital del partido judicial.

ARACENA: estaría basada en el territorio histórico de la Banda Gallega, que servía para defender los territorios de Castilla y León de Portugal, aunque este territorio fue conquistado primeramente por los portugueses a los musulmanes y le dieron el nombre de Alto Algarve. Englobaría la comarca natural de la Sierra de Aracena, o lo que es prácticamente lo mismo, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y el partido judicial de Aracena. Su capital indudablemente sería Aracena.

ANDÉVALO: también estaría basado históricamente en la Banda Gallega que comenzó en la Sierra de Aracena y siguió por la comarca de El Andévalo para defender la frontera de los portugueses. Además, su clara diferenciación geográfica la configuran como una parte fácilmente aislada de las demás. Históricamente ha sido un territorio muy disperso en cuanto a población se refiere y siempre dependiente políticamente de antiguos señoríos como el Marquesado de Ayamonte, el Marquesado de Gibraleón o el Condado de Niebla. Su parte oriental tuvo una gran eclosión económica gracias al auge minero e industrial de las Minas de Riotinto. Esta hipotética provincia se correspondería grosso modo con los partidos judiciales de Valverde del Camino y Ayamonte. Su capital sería la capital del partido judicial, Valverde del Camino, aunque el motor económico fue Minas de Riotinto.

OLIVENZA: esta hipotética provincia estaría formada por la comarca de los Llanos de Olivenza más los municipios actualmente portugueses de Barrancos, Serpa, Moura y Mourão. Está basada en La Raya, la frontera hispano-lusa, a la altura de Beturia. Hemos decidido juntarlos en una misma provincia porque todos estos municipios se encuentran dentro de la frontera natural del Guadiana y comparten elementos culturales híbridos, fuertemente influidos por el Alentejo, ya que Olivenza y Táliga pertenecieron a Portugal hasta el siglo XIX y Barrancos, Serpa, Moura y Mourão todavía hoy pertenecen a Portugal, aunque también pertenecieron a España durante algunos momentos de la historia. En Olivenza y Táliga hablaban portugués y todavía se mantiene aunque en peligro de extinción pero con gran influencia en el extremeño de la zona mientras que en Barrancos tienen su propia manera de hablar: el barranqueño, mezcla entre el portugués y el extremeño. El nombre de la hipotética provincia así como la capital estaría en Olivenza, símbolo del mestizaje cultural a causa de los avatares de la historia y más grande que Barrancos.

CÁSTULO: estaría basada en el Saltus Castulonensis, referido al sector de Sierra Morena al norte de Cástulo (actual Linares), que sirvieron de frontera entre la Hispania Citerior y la Hispania Ulterior en época romana. También se basaría en la antigua Diócesis de Cástulo, en la antigua Intendencia de Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y en los intentos fallidos de creación de la provincia de Linares. También se corresponde con el Área Sanitaria Jaén Norte. Desde siempre, ha sido un importante nudo de comunicaciones de numerosos caminos desde la Antigüedad hasta la actualidad, que conectan la Meseta con el Valle del Guadalquivir y con Levante. Geográficamente se corresponde con Sierra Morena Oriental, tanto la parte de la actual provincia de Jaén como la de Ciudad Real. Hemos decidido llamar Cástulo a esta hipotética provincia y no Oretania porque Oretania ocupó mucho más territorio y la parte septentrional donde se encontraba su capital Oreto no forma parte de Sierra Morena. Tampoco la hemos llamado Linares para no despertar recelos de ciudades de la zona que tienen también un peso importante como Andújar o La Carolina. Sus capitales serían Linares, por poseer mayor población y ser la sede del Área Sanitaria Jaén Norte, y también La Carolina, antigua capital de las Nuevas Poblaciones, que cuentan con una historia diferente al resto de esta hipotética provincia.

HIPOTÉTICO DISTRITO CAPITAL DE BETURIA

ZAFRA: Zafra no estaría incluida en ninguna de las 10 provincias anteriores, ya que constituiría una entidad especial y diferenciada como distrito capital de la región de Beturia, ya que, como decía Lucas Mallada: “Zafra sería el punto más céntrico y más favorable para capital de esta región así limitada“. Además, y a pesar de no ser la población con más habitantes de Beturia, su estratégica situación la convierte en el centro de un importante nudo de comunicaciones que une varias capitales provinciales y regionales, lo que vertebraría nuestra región de oeste a este y también nos conectaría con los territorios hermanos de la antigua Corona de León de norte a sur a través de la Autovía Ruta de la Plata.

HIPOTÉTICAS PROVINCIAS 1 NOMBRES

Posteriormente nos dimos cuenta de que si verdaderamente queríamos meternos en la piel de Javier de Burgos en el siglo XIX, la mayoría de las hipotéticas provincias seguían siendo muy pequeñas en extensión y muy desiguales en población unas de otras, más parecidas a las comarcas naturales que a las provincias cuadriculadas del ministro, desprovistas de cualquier motivo geográfico, histórico o cultural. Y por eso, las agrupamos en territorios más grandes y de 10 pasamos a 7 “neoprovincias” más equilibradas, tanto en extensión como en población, ya que todas estarían entre los 100.000 y los 200.000 habitantes, al igual que las 7 provincias españolas reales con menos población (Soria, Teruel, Segovia, Ávila, Palencia, Zamora y Cuenca). En cuanto a los nombres de estas 7 nuevas provincias resultantes de la reagrupación de las 10 anteriores, decidimos decantarnos por nombres genéricos, que no hicieran referencia a ninguna localidad actual, para que todos los municipios se sintieran representados, a imagen y semejanza de los departamentos franceses, en los que se basó Javier de Burgos para crear las provincias de España, pero manteniendo algunos nombres históricos y no meramente geográficos.

  1. PEDROCHES: sería la única que se mantendría igual que antes, tanto en territorio como en denominación. Su capital sería Pozoblanco.
  2. SERENA: agruparía las anteriores provincias de Serena y Siberia y adoptaría el único nombre de Serena, ya que no queremos nombres con duplicidades tales como Castilla-La Mancha. Hemos elegido el de Serena porque es más histórico que el de Siberia. Su capital sería Don Benito-Villanueva.
  3. ALCUDIA: además de las comarcas del Valle de Alcudia y Montes Sur (Comarca de Almadén), en este caso englobaría también Sierra Madrona y Sierra Morena de Ciudad Real. Su capital sería Puertollano.
  4. LEÓN: es la anteriormente denominada como provincia de Llerena, que adoptaría el nombre de León en alusión a la antigua provincia histórica de León de la Orden de Santiago, y en este caso perdería la comarca de la Sierra de Jerez en favor de la provincia de La Raya. Su capital sería Almendralejo.
  5. LA RAYA: sería la anterior provincia de Olivenza, esta vez con una comarca más, la de la Sierra de Jerez (Sierra Suroeste), y con un nombre más integrador a la vez que tradicional, referido tanto a lo geográfico como a lo cultural. Su capital sería Olivenza.
  6. BANDA GALLEGA: la formarían las anteriores provincias de Aracena, Constantina y Andévalo, tres comarcas que mantienen lazos importantes y que formaron parte de la histórica Banda Gallega, la frontera defensiva del antiguo Reino de Sevilla frente a Portugal, llena de fortalezas y castillos. Su nombre hace alusión a que fue repoblada por gallegos, asturleoneses y extremeños. Su capital sería Aracena.
  7. CÁSTULO: esta hipotética provincia mantendría el nombre histórico de Cástulo, ya que no designa ninguna población actual, pero en este caso perdería las comarcas de Sierra Madrona y Sierra Morena de Ciudad Real. Su capital sería Linares.

ZAFRA: se mantendría como distrito capital separada de todas las hipotéticas provincias de la región, al igual que muchas capitales del mundo como Washington D.C., México D.F., Buenos Aires, Bruselas o Canberra. Además, sería capital de la región sin ser capital provincial y sin tener provincia propia, igual que Mérida, en Extremadura, o Santiago de Compostela, en Galicia. De esta manera, se evitaría que ninguna provincia tuviera hegemonía sobre las demás.

HIPOTÉTICAS PROVINCIAS 2 NOMBRES

Como ya hemos comentado anteriormente, debido al debate suscitado sobre las provincias en España, hemos querido jugar a ponernos en la piel de Javier de Burgos por un día y a imaginar cómo sería Beturia si hubiera sido una de las regiones elegidas y divididas en provincias por él. Recordamos de nuevo que nuestro movimiento es comarcalista y mancomunal y que si decidiéramos algún día reorganizar la región a modo de provincias clásicas, probablemente no sería tal cual. Esperamos que os haya gustado y divertido al menos.

¿Y vosotros/as con qué mapa os quedaríais si tuvierais que elegir uno de los dos?

¿Cómo hubierais dividido Beturia en provincias siguiendo el modelo de Javier de Burgos?